Crónica España.

Crónica España.

HRW acusa a Israel de atacar zonas civiles en Líbano con fósforo blanco

HRW acusa a Israel de atacar zonas civiles en Líbano con fósforo blanco

La ONG afirma que el uso de municiones incendiarias de fósforo blanco por parte del Ejército de Israel está causando un daño indiscriminado a civiles en el sur de Líbano, en medio de los enfrentamientos con Hezbolá. La organización Human Rights Watch ha pedido al Ejército israelí que cese su uso.

MADRID, 5 Jun.

La ONG ha verificado que estas municiones han sido empleadas en ataques contra 17 localidades en el sur de Líbano desde el inicio de los enfrentamientos, poniendo en riesgo a la población civil y contribuyendo a su desplazamiento.

El fósforo blanco causa graves heridas y puede incendiar viviendas y otros objetivos civiles. Es considerado un arma indiscriminada cuando se utiliza en zonas civiles.

Ramzi Kaiss, investigador de HRW para Líbano, ha declarado que el uso de estas municiones daña a los civiles y ha instado a Israel a detener su uso de inmediato.

La organización ha recopilado pruebas verificadas de ataques con fósforo blanco en diversas localidades, causando heridas a residentes civiles, que han tenido que ser hospitalizados por síntomas de asfixia al inhalar el humo.

El Ministerio de Sanidad libanés ha reportado al menos 173 heridos por exposición al fósforo blanco, sin distinguir entre civiles y combatientes. No se tienen pruebas de heridos por quemaduras debido a estas municiones.

Expertos médicos han señalado los graves efectos del fósforo blanco en la piel y en las vías respiratorias, destacando la necesidad de leyes internacionales más estrictas sobre el uso de armas incendiarias.

HRW ha pedido a Israel que prohíba el uso de fósforo blanco en zonas pobladas y ha exhortado a Líbano a acudir al Tribunal Penal Internacional para investigar los crímenes cometidos desde octubre.

El enfrentamiento entre el Ejército israelí y Hezbolá ha dejado un saldo de cerca de 1.200 muertos y unos 240 secuestrados desde octubre de 2023, tras los ataques de Hamás.