Crónica España.

Crónica España.

El Papa admite que su rol como líder católico causa controversia entre los fieles.

El Papa admite que su rol como líder católico causa controversia entre los fieles.

El Papa Francisco ha reconocido ante líderes anglicanos, durante su reunión en el Vaticano, que su papel como obispo de Roma es un punto de discordia entre los cristianos y se ha mostrado dispuesto a entablar un "diálogo fraterno y paciente".

"Sé que el papel del Obispo de Roma sigue siendo un tema controvertido y divisivo entre los cristianos.... Es necesario, por tanto, entablar un diálogo fraterno y paciente dejando atrás controversias inútiles, para comprender cómo el ministerio petrino puede desplegarse como servicio de amor a todos", afirmó en su discurso, elogiando el trabajo de la Comisión Internacional Anglicano-Católica en los últimos cincuenta años para superar obstáculos en la unidad de los cristianos.

En la reunión, que contó con la presencia del arzobispo de Canterbury, Justin Welby, el Pontífice enfatizó que Dios llama a los cristianos a ser constructores de unidad: "Aunque todavía no seamos uno, nuestra comunión imperfecta no debe impedirnos caminar juntos. De hecho, las relaciones entre los cristianos [...] prevén y exigen desde ahora toda posible colaboración práctica en los diversos niveles: pastoral, cultural, social, y también en el testimonio del mensaje evangélico".

Para el Papa, las diferencias no disminuyen la importancia de las cuestiones que son comunes para los cristianos, como el bautismo en Cristo, el compartir las Sagradas Escrituras, el Credo de los Apóstoles y el Credo Niceno-Constantinopolitano, así como la fórmula de Calcedonia y la enseñanza de los Padres.