Crónica España.

Crónica España.

Informe CCAA urge reforma financiera por retrasos vinculados al 'procés'

Informe CCAA urge reforma financiera por retrasos vinculados al 'procés'

El Informe Comunidades Autónomas 2023, realizado por el Observatorio de Derecho Público, ha hecho un llamamiento para reformar de inmediato el sistema de financiación autonómica y ha señalado que el retraso se debe a motivos políticos, destacando los problemas generados por el proceso separatista catalán.

La reforma del sistema de financiación autonómica, que lleva pendiente desde 2009, ha vuelto a ser tema de debate después de que ERC haya exigido un modelo exclusivo para Cataluña como condición para considerar respaldar a Salvador Illa, candidato socialista a la Generalitat.

El Gobierno considera posible y compatible con el enfoque multilateral implementar una financiación especial para Cataluña, sin embargo, esto ha generado malestar en varias comunidades autónomas que se sienten agraviadas.

El informe, presentado en el XIII Foro de las Autonomías en el Senado, lamenta que el año 2023 haya concluido sin la esperada reforma y destaca la necesidad de llevar a cabo modificaciones sin más demora. Hace hincapié en que las soluciones técnicas existen desde un informe de 2017 elaborado por expertos, y pone la responsabilidad en la política.

Según el catedrático Jesús Ruiz-Huerta, la falta de acuerdo político y los problemas derivados del proceso separatista en Cataluña han sido los principales obstáculos para la reforma del sistema de financiación. Ruiz-Huerta también menciona que es necesario revisar aspectos como la población ajustada, aliviar la carga de la deuda de las autonomías y establecer un IVA solidario o compartido.

El experto señala que las deficiencias del sistema de financiación se han manifestado desde su aprobación en 2009, afectando a autonomías como Valencia, Murcia, Andalucía y Castilla-La Mancha. A pesar de esto, Ruiz-Huerta reconoce que el sistema ha logrado mantener los servicios públicos en las comunidades durante los últimos años.

Sin embargo, algunas autonomías siguen quejándose de infrafinanciación, lo que se refleja en un posible endeudamiento que aumenta la dependencia de estas regiones del Gobierno central. Mientras la deuda de algunas comunidades supera el 30% del PIB regional, otras mantienen niveles de endeudamiento inferiores al 15%.