Crónica España.

Crónica España.

Borrell propone destinar fondos europeos para fortalecer industria militar de Ucrania ante amenaza rusa.

Borrell propone destinar fondos europeos para fortalecer industria militar de Ucrania ante amenaza rusa.

El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, ha propuesto el uso de fondos europeos para fortalecer la producción militar en Ucrania, en medio de la invasión ordenada por Vladimir Putin en febrero de 2022.

En el marco del foro UE-Ucrania de Industrias de Defensa en Bruselas, Borrell instó a considerar la posibilidad de incrementar la fabricación de armamento en Ucrania utilizando fondos europeos, con el objetivo de integrar el sector militar ucraniano en la estructura europea.

"Es fundamental que las empresas ucranianas respaldadas por compañías europeas puedan fabricar en Ucrania", afirmó Borrell, destacando los beneficios en términos de tiempos de producción, costos de transporte y adaptación a las necesidades de Ucrania en el campo de batalla.

El Alto Representante reiteró la opción de emplear el Mecanismo Europeo para la Paz, el cual ha sido utilizado previamente para suministrar armamento a Ucrania. "Ucrania está en guerra. Las industrias deben considerarlo como una oportunidad y un desafío, sabiendo que cuentan con financiamiento europeo", explicó.

La conferencia en Bruselas reúne a 140 empresas armamentísticas europeas y ucranianas con el propósito de establecer la colaboración necesaria para aumentar la producción en Ucrania, especialmente en áreas prioritarias como defensa antiaérea, municiones, misiles y drones.

Antes del evento, el ministro ucraniano de Industria Estratégica, Oleksandr Kamyshin, expresó que el objetivo a corto plazo es obtener más fondos para la producción de armamento en Ucrania. "Es la manera más eficaz de respaldar el frente", señaló, resaltando la capacidad, competitividad y alineación del sector militar ucraniano con las normas europeas.

En marzo, la Comisión Europea presentó su estrategia industrial de Defensa, que busca que para 2030 el 50% de las adquisiciones militares de los Estados miembros sean europeas y el 40% sean compras conjuntas, incluyendo una asignación presupuestaria para impulsar la industria de Defensa en Ucrania.