Crónica España.

Crónica España.

Yolanda Díaz exige la llamada urgente a la embajadora en Israel tras el supuesto crimen de guerra en Rafá.

Yolanda Díaz exige la llamada urgente a la embajadora en Israel tras el supuesto crimen de guerra en Rafá.

En un nuevo episodio de violencia en Oriente Medio, la vicepresidenta segunda del Gobierno y líder de Sumar, Yolanda Díaz, ha exigido la inmediata llamada a consultas de la embajadora española en Tel Aviv, Ana María Salomon, tras el brutal ataque perpetrado por Israel en Rafá que ha causado la muerte de decenas de civiles.

Díaz, a través de su cuenta de X, ha condenado enérgicamente lo que califica como un "atroz crimen de guerra" cometido por el gobierno de Benjamin Netanyahu, subrayando que no se puede mantener relaciones diplomáticas normales con dicho ejecutivo.

La líder de Sumar ha solicitado que el Gobierno respalde la iniciativa sudafricana ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en relación con la denuncia por genocidio contra Israel en Gaza, así como garantice un embargo de armas a dicho país.

La vicepresidenta había alertado previamente sobre la continuación de los bombardeos por parte de Israel en Rafá, a pesar de una orden de la CIJ para cesar la ofensiva, haciendo hincapié en el impacto devastador en la población civil de la zona.

Díaz ha expresado su preocupación por la violencia ejercida por Israel contra el pueblo palestino, instando a detener lo que considera un genocidio en marcha que atenta contra el Derecho Internacional y la estabilidad global.

Sin embargo, la líder política no ha respondido a las recientes amenazas y críticas del Gobierno israelí hacia España por su reconocimiento del Estado palestino ni a las declaraciones en apoyo a una "Palestina libre, desde el río hasta el mar".

Por su parte, el ministro de Exteriores israelí, Israel Katz, ha emitido un mensaje contundente en X, enfatizando que el pueblo judío tiene un Estado soberano e independiente y no tolerará injerencias en su religión o amenazas a su existencia, advirtiendo con represalias contra aquellos que intenten causarle daño.