Nuevas protestas de agricultores en Francia requieren garantías para la circulación, solicitan transportistas.

Nuevas protestas de agricultores en Francia requieren garantías para la circulación, solicitan transportistas.

El viernes se llevará a cabo una nueva movilización en la frontera, similar a la ocurrida en octubre pasado, donde hubo actos vandálicos como la rotura de botellas de cava.

MADRID, 24 Ene.

La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) ha manifestado su preocupación por la libre circulación de mercancías en las carreteras francesas y ha instado al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, a que se comunique con su homólogo francés para tomar medidas y evitar más perjuicios para el sector.

La patronal reconoce las reivindicaciones de los agricultores franceses, pero considera que deben buscar formas alternativas de expresar su descontento, ya que más de 20.000 conductores profesionales cruzan la frontera con Francia diariamente, y consideran injustas las largas esperas y las pérdidas económicas que esto les causa.

Las protestas de los agricultores continúan en Francia este miércoles, y se mantienen bloqueos en carreteras como la A64 (Toulouse-Bayona), A61 (Toulouse-Narbona), A20 (Toulose-Brive) y la A62 (Toulouse-Burdeos).

En la región de Drôme y Arteche, la A7 sigue bloqueada, y este miércoles también se han producido bloqueos en la circunvalación de Burdeos y en los accesos a las autopistas A89 y A10, según informa la organización española de transportistas.

Los llamados 'Jóvenes Agricultores' bloquearán la A4 alrededor de Estrasburgo a mediodía de este miércoles, y se esperan otras acciones como la 'Operación caracol', que busca ralentizar el tráfico entre Auch y Toulouse.

Se prevé que los bloqueos aumenten en número, ya que el presidente de la Federación Nacional de Sindicatos de Operadores Agrícolas (FNSEA), Arnaud Rousseau, ha declarado a los medios que la intención es que los bloqueos se extiendan y que el viernes se vean afectados hasta 85 departamentos.

La presión se incrementa, ya que la FNSEA y los Jóvenes Agricultores se han unido al Sindicato de Viticultores de Aude y a los organizadores de los bloqueos a camiones españoles, donde se rompieron botellas de cava, y ya han convocado una movilización en el peaje de Narbona para el viernes 26 de enero.

Tags

Categoría

Economía