Crónica España.

Crónica España.

La UE critica la visita de Orbán a Moscú y señala a Putin como agresor.

La UE critica la visita de Orbán a Moscú y señala a Putin como agresor.

La Unión Europea se muestra firme y condena la visita sorpresa del primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, a Moscú, en una misión que Budapest ha presentado como "misión de paz", pero que la UE quiere dejar claro que no se realiza en nombre del bloque y que cualquier diálogo debe incluir a Ucrania y no limitarse al presidente ruso, Vladimir Putin.

"El apaciguamiento no detendrá a Putin", afirmó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en un mensaje en redes sociales tras confirmarse la llegada de Orbán a Rusia.

Von der Leyen subrayó que solo la unidad y la determinación llevarán a una paz amplia, justa y duradera en Ucrania, siguiendo la línea marcada por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell.

El portavoz de Von der Leyen, Éric Mamer, señaló en una rueda de prensa en Bruselas que Orbán no puede hablar en nombre de la Unión Europea y que el hecho de que este viaje se produzca tan pronto después de asumir la presidencia rotativa del Consejo de la UE tiene un claro simbolismo.

Mamer advirtió que esta situación pone en duda el tradicional viaje de la Comisión al Estado miembro que marca el inicio de la presidencia rotatoria, el cual estaba programado para después de las vacaciones, pero que ahora se ve comprometido.

Fuentes europeas informaron que Orbán preparó el viaje por iniciativa propia, sin consultar a Bruselas, y que el presidente del Consejo Europeo intentó contactarlo para desaconsejarle la visita.

El presidente Michel dejó claro que Orbán no tiene mandato para hablar en nombre de los 27 en política exterior y recordó que Rusia es el agresor y Ucrania la víctima, por lo que no se pueden celebrar debates sobre Ucrania sin contar con Ucrania.

Borrell hizo hincapié en la posición de la UE respecto al papel de Rusia en la agresión contra Ucrania y recordó que el presidente Putin ha sido imputado por el Tribunal Penal Internacional.

La futura jefa de diplomacia europea, Kaja Kallas, acusó a Orbán de aprovecharse de la presidencia del Consejo de la UE para sembrar confusión, mientras que el canciller alemán, Olaf Scholz, reiteró el apoyo de la UE a Ucrania y condenó la agresión rusa.

El primer ministro de Polonia, Donald Tusk, cuestionó las intenciones de Orbán al viajar a Rusia e instó a que aclare si busca la paz o está siendo utilizado por Putin.

Desde Bruselas, se ve el viaje de Orbán más como un movimiento de Putin que como una vía hacia una paz real y duradera en Ucrania, asegurando que la UE busca una paz justa para la región, no el apaciguamiento ruso.