Crónica España.

Crónica España.

La entrega de aviones cae un 11% a nivel mundial, quedando en 1.583 unidades.

La entrega de aviones cae un 11% a nivel mundial, quedando en 1.583 unidades.

En un informe reciente, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) reveló que las expectativas de entrega de aviones para el año 2024 han disminuido en un 11%. Se espera que se incorporen 1.583 aeronaves, en comparación con las proyecciones anteriores de 1.777. Esta reducción se atribuye a los continuos problemas de la cadena de suministro en el sector aeroespacial.

El informe también señala que hasta un 14% de la flota mundial de aviones sigue estando almacenada, lo que representa un aumento significativo en comparación con años anteriores. Esto se debe, en parte, a los problemas imprevistos de mantenimiento y a los retrasos en la entrega de piezas de aeronaves, lo cual ha limitado la expansión y renovación de la flota.

Los retrasos en la entrega de aviones pueden tener impactos tanto positivos como negativos en las aerolíneas y sus operaciones. Por un lado, la disponibilidad limitada de asientos puede afectar el crecimiento de los ingresos, pero por otro lado, los retrasos pueden mejorar la rentabilidad a través de una mayor ocupación de los vuelos.

El informe también destaca que los tipos de interés elevados pueden tener un efecto negativo en los márgenes netos de las aerolíneas, y se espera que el endurecimiento de la política monetaria tenga repercusiones en los costos de financiación en los próximos años.

En un contexto de continuo retorno a la normalidad después de la pandemia, las aerolíneas de todo el mundo han seguido aceptando entregas de nuevos aviones comerciales, impulsadas por la creciente demanda y la necesidad de mejorar la eficiencia y sostenibilidad de la flota aérea.

Los problemas de producción en Boeing han generado interrupciones en las entregas, lo cual ha beneficiado a empresas de arrendamiento de aeronaves y ha fortalecido la posición de Airbus en el mercado. El analista Christian Vogel señala que la crisis en Boeing ha impulsado el interés en el A380 y ha favorecido a su competidor europeo.

En resumen, el mercado aeronáutico experimenta cambios significativos debido a los problemas de la cadena de suministro, los retrasos en las entregas y la competencia entre los principales fabricantes de aviones. Airbus aprovecha la situación para aumentar su producción y satisfacer la creciente demanda en la industria de la aviación.