Crónica España.

Crónica España.

España, Irlanda y Noruega apoyan el reconocimiento de Palestina como medida para promover la paz.

España, Irlanda y Noruega apoyan el reconocimiento de Palestina como medida para promover la paz.

Los ministros de Exteriores de España, Irlanda y Noruega han coincidido este lunes en que es el momento adecuado para reconocer oficialmente al Estado de Palestina, en medio del conflicto en Oriente Próximo. Argumentan que esto podría ser un cambio de paradigma crucial para lograr la paz y avanzar hacia la solución de los dos Estados.

En una rueda de prensa conjunta desde Bruselas, el ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, junto a sus homólogos irlandés, Micheál Martin, y noruego, Espen Barth Eide, defendieron la importancia de implementar la solución de dos Estados para alcanzar la ansiada paz en la región de Oriente Próximo.

Estos tres países europeos han resaltado que reconocer a Palestina es un acto de justicia que también brinda la mejor garantía de seguridad para Israel. Consideran que es esencial para lograr la paz en la región.

Para el ministro irlandés, este paso refleja el deseo de establecer un nuevo enfoque y acercar la solución de los dos Estados. Argumentó que la situación actual no favorece esta visión respaldada por la comunidad internacional, sosteniendo que sin un cambio de enfoque, dicha solución no se materializará.

Los ministros se defendieron de las críticas que acusan a España, Irlanda y Noruega de forzar un resultado en el conflicto. Argumentaron que reconocer a Israel y Palestina contribuirá a la convivencia pacífica y a normalizar las relaciones, promoviendo un acuerdo justo y duradero que excluya el terrorismo y la ocupación.

Según el ministro noruego, el reconocimiento de Palestina en este momento es la decisión adecuada y marca un nuevo capítulo en el proceso de los dos Estados, luego de que el proceso iniciado en 1993 no haya dado resultados.

Animó a otros países europeos a seguir el ejemplo de España, Irlanda y Noruega, enviando un mensaje de que el proceso de paz no puede detenerse como pasó en la década de los 90.

Tras los recientes ataques de Israel en Rafá, que dejaron al menos 35 muertos en un centro de desplazados, los ministros de los tres países instaron a cumplir con las órdenes de la Corte Internacional de Justicia para detener la ofensiva y condenaron el ataque israelí calificándolo de "bárbaro".

En cuanto a las provocaciones diplomáticas de Israel, que incluyen videos que mezclan imágenes de flamenco con ataques de Hamás y grabaciones de embajadores llamados a consultas, los ministros consideraron estas prácticas como inaceptables y contrarias a la cortesía diplomática.

En conclusión, los ministros reiteraron su compromiso de reconocer al Estado de Palestina y trabajar por un alto el fuego permanente para avanzar hacia una paz duradera en la región, sin caer en provocaciones que puedan obstaculizar este objetivo principal.