Crónica España.

Crónica España.

El PP renuncia a llevar la cuestión de la amnistía al Tribunal Constitucional tras enfrentamiento con el Congreso.

El PP renuncia a llevar la cuestión de la amnistía al Tribunal Constitucional tras enfrentamiento con el Congreso.

El Partido Popular está considerando tomar medidas legales contra la respuesta del Congreso, argumentando que corresponde al Pleno y no a la Mesa.

MADRID, 16 May.

El Senado aprobó un escrito dejando sin efecto el conflicto de competencias con el Congreso sobre la Ley de Amnistía, evitando llevarlo al Tribunal Constitucional debido a un "incumplimiento procesal" por parte del Congreso al responder a través de la Mesa, en lugar del Pleno.

Esta decisión, tomada con la mayoría absoluta del PP, fue criticada por otros grupos parlamentarios, quienes acusaron al PP de utilizar el Senado como un "cortijo popular".

El senador del PP, Antonio Silván, anunció que están evaluando tomar acciones legales contra la respuesta del Congreso.

Vox expresó su desaprobación ante la iniciativa del PP y los acusó de ser "incapaces de defender la unidad nacional".

El partido de Alberto Núñez Feijóo utilizó su mayoría en el Senado para aprobar un conflicto de competencias con el Congreso, pidiendo la retirada de la Ley de Amnistía al considerarla una reforma encubierta de la Constitución.

A pesar de que el siguiente paso era llevar el conflicto al Tribunal Constitucional, el PP convocó un Pleno extraordinario para aprobar un escrito que anula el choque institucional con el Congreso.

El escrito culpa a la Mesa del Congreso de incumplir el proceso y descarta llevar el asunto al Tribunal Constitucional, a menos que el Congreso responda a través del Pleno, algo que ya ha sido rechazado.

La Mesa del Senado, controlada por el PP, expresó su desacuerdo con la respuesta del Congreso, argumentando que solo el Pleno puede responder a este tipo de requerimientos.

A pesar de las críticas, el Senado defendió su posición y acusó al Congreso de intentar subvertir sus atribuciones.

En resumen, el Partido Popular en el Senado está en desacuerdo con la respuesta del Congreso al requerimiento sobre la Ley de Amnistía, y está considerando tomar acciones legales para defender su postura.