Crónica España.

Crónica España.

El Gobierno rechaza los movimientos militares en Bolivia y exige respetar la democracia.

El Gobierno rechaza los movimientos militares en Bolivia y exige respetar la democracia.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha expresado su rechazo absoluto a los "movimientos militares en Bolivia" y ha instado a respetar la democracia y el estado de derecho en el país.

A través de un mensaje en la red social X, recogido por Europa Press, Sánchez ha enviado su respaldo al Gobierno boliviano y a su pueblo tras la denuncia del presidente de Bolivia, Luis Arce, sobre la presencia "irregular" de unidades del Ejército en la plaza Murillo de La Paz, donde se ubica la sede del Gobierno.

El ex presidente boliviano Evo Morales ha alertado sobre un posible golpe de Estado en gestación. En sus redes sociales, Morales ha informado del despliegue de personal militar y vehículos blindados en la plaza Murillo, llamando a los movimientos sociales a defender la democracia.

Antes de que los militares ocuparan la plaza, Morales había advertido a través de sus redes sobre la instrucción de algunos comandantes a las tropas para regresar rápidamente a los cuarteles, generando sospechas sobre un posible movimiento militar en Bolivia.

El comandante del Ejército, Juan José Zúñiga, destituido recientemente después de sus declaraciones en la prensa acerca de que las Fuerzas Armadas actuarían para evitar la candidatura de Evo Morales en las elecciones, lidera este intento de golpe de Estado según denuncia el Gobierno boliviano.

Ante los medios de comunicación, Zúñiga ha anunciado la próxima formación de un nuevo gabinete, aunque ha afirmado que, por el momento, reconoce la autoridad del presidente Arce.