Crónica España.

Crónica España.

Cabify y Polestar unen fuerzas para introducir 100 vehículos eléctricos entre Barcelona y Madrid

Cabify y Polestar unen fuerzas para introducir 100 vehículos eléctricos entre Barcelona y Madrid

En una apuesta por la sostenibilidad y la innovación, Cabify se une a Polestar para incorporar 100 vehículos eléctricos a su flota en Barcelona y Madrid, de los cuales 50 estarán disponibles en cada ciudad en las próximas semanas.

Esta colaboración fue anunciada en una rueda de prensa por el director de Asuntos Públicos de Cabify en España, Javier Dorado, y el director comercial de Polestar España, Pedro Parra.

Los vehículos seleccionados para esta iniciativa serán del modelo Polestar 2 Long Range Single Motor Plus, y se ofrecerán condiciones especiales para su adquisición a las empresas y autónomos que colaboran con Cabify en ambas ciudades.

La gestión de estos vehículos estará a cargo de Vecttor, filial de Cabify, con el objetivo de ahorrar más de 500.000 litros de combustible y reducir la emisión de 800 toneladas de dióxido de carbono.

Dorado resaltó que este acuerdo permitirá mejorar la calidad del aire en las ciudades y destacó la disposición del sector VTC en colaborar con las autoridades para lograr un entorno urbano más sostenible.

Por su parte, Parra destacó la importancia de que Cabify sirva como plataforma para que los usuarios puedan conocer y disfrutar de los vehículos eléctricos de Polestar, un paso hacia la electrificación de la movilidad.

El Polestar 2 Long Range Single Motor Plus es un vehículo totalmente eléctrico, sin emisiones, con una autonomía de hasta 655 kilómetros y un tiempo de recarga de 28 minutos.

En Barcelona, se utilizará la red de carga existente en acuerdo con diversas empresas y la red pública, garantizando el uso de energía renovable en todo momento.

A pesar de los avances, Dorado lamentó que la red de recarga en España todavía no esté a la altura de un país comprometido con la electrificación, señalando que los cargadores rápidos solo representan el 22% del total, lo que desincentiva la compra de vehículos eléctricos en el país.