Crónica España.

Crónica España.

Von der Leyen consolida su posición como candidata a la reelección tras el triunfo del PPE en las elecciones europeas.

Von der Leyen consolida su posición como candidata a la reelección tras el triunfo del PPE en las elecciones europeas.

En un día histórico para la política europea, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, vio fortalecida su candidatura para un segundo mandato gracias a la victoria del Partido Popular Europeo (PPE) en las elecciones al Parlamento Europeo. El PPE, liderado por von der Leyen, obtuvo 185 escaños de los 720 en juego, mejorando en 9 sus resultados anteriores.

Sin embargo, a pesar de este triunfo, el PPE necesitará más apoyos para asegurar la reelección de Von der Leyen. La mandataria ya ha tendido la mano a los Socialistas y Demócratas (S&D) y a los Liberales europeos (RE) para buscar un acuerdo programático que permita su continuidad en el cargo, siempre y cuando no pacten con la extrema derecha representada por los Conservadores y Reformistas (ECR), los Hermanos de Italia, Vox y Identidad y Democracia (ID).

Los resultados de S&D y RE han disminuido en comparación con la legislatura anterior, pero sus números siguen siendo suficientes para asegurar la reelección de Von der Leyen si votan en bloque. A pesar de ello, Los Verdes/ALE también han mostrado disposición a apoyar una coalición centrista por la estabilidad política.

Por otro lado, los partidos de extrema derecha han mejorado sus resultados, pero no han logrado formar una mayoría de bloqueo. Los Conservadores y Reformistas Europeos han ganado 4 escaños, mientras que Identidad y Democracia ha ascendido a 58. La incógnita radica en si intentarán formar un único grupo o permanecerán fragmentados en distintas formaciones.

La nueva Eurocámara contará con 720 escaños, 15 más que en el mandato anterior, a raíz del ajuste negociado tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Las elecciones contaron con la participación de alrededor de 360 millones de europeos y registraron un 51% de participación en toda la Unión Europea.