Crónica España.

Crónica España.

Violentos disturbios en Nueva Caledonia tras otorgar el derecho al voto a ciudadanos franceses: un muerto y 130 heridos.

Violentos disturbios en Nueva Caledonia tras otorgar el derecho al voto a ciudadanos franceses: un muerto y 130 heridos.

Desde las autoridades del territorio se ha decretado un toque de queda en medio del despliegue de barricadas en la capital, Noumeá.

MADRID, 15 May.

Al menos una persona ha fallecido, más de cincuenta han resultado heridas y 130 se encuentran bajo arresto después de dos noches consecutivas de disturbios en Nueva Caledonia. Estos eventos surgieron en el contexto del debate y aprobación en el Parlamento francés de una reforma electoral que otorga el derecho al voto a los ciudadanos franceses; una medida que los indígenas canacos, especialmente los independentistas, temen como una amenaza a sus derechos.

El conflicto se desató durante la presentación de la reforma el lunes, la cual incluye el derecho al voto para ciudadanos franceses que hayan residido al menos diez años en el territorio. Los canacos, en especial la alianza independentista del Frente de Liberación Nacional Canaco y Socialista (FLNKS), rechazan esta propuesta como un ataque a sus aspiraciones en un momento crítico de las relaciones con Francia, particularmente después del boicot de la alianza al último referéndum de independencia en 2021, que resultó favorable a los unionistas.

La violencia se intensificó con marchas organizadas por un grupo proindependentista afiliado al partido Unión Caledonia (UC), una de las facciones del FLNKS. Los disturbios se agravaron con un motín breve en la cárcel de Camp Est, donde tres guardias fueron tomados como rehenes durante algunas horas.

Finalmente, la noche pasada, después de la aprobación del texto en la Asamblea Nacional francesa, los disturbios se extendieron con la colocación de barricadas en todo el territorio y ataques a comisarías y comercios en la capital, Nouméa, así como en áreas cercanas como Saint Louis y Mont-Dore, según informa el portal local La 1ère.

El Alto Comisionado para Nueva Caledonia, Louis Le Franc, ha reportado esta mañana sobre los disturbios, atribuyéndolos a "grupos y milicias de autodefensa". Tras imponer un toque de queda hasta las 06:00 de mañana, Le Franc ha advertido sobre la tensa situación en un territorio donde existen "76,000 armas declaradas". Respecto al fallecimiento, el Alto Comisionado ha señalado que no hubo intervención policial y que se trató de un "incidente de defensa propia", sin brindar más detalles.

Actualmente, más de mil gendarmes y 700 agentes de Policía han sido movilizados en todo el territorio, según el ministro del Interior francés, Gérald Darmanin. Al menos 100 efectivos de seguridad tuvieron que ser evacuados la noche anterior luego de un ataque armado a una comisaría por un grupo de individuos, donde resultaron heridos al menos 60 agentes de policía, reportó a RTL.

En un comunicado posterior, el FLNKS condenó los hechos violentos pero exigió la detención del proceso -el presidente francés, Emmanuel Macron, quien llamó a la calma, tiene previsto ratificarlo a finales de junio- que "ha reavivado el conflicto colonial" y quebrantado lo estipulado en el acuerdo de Noumeá, que establece las competencias autonómicas del territorio.