Crónica España.

Crónica España.

Vinícius: "No me considero víctima de racismo, sino un enemigo de los racistas"

Vinícius:

El extremo del Real Madrid Vinícius Júnior dejó claro este lunes que no se considera una "víctima de racismo", sino más bien un "atormentador de racistas". Esto, después de que los tres jóvenes que insultaron racialmente al brasileño en Mestalla el año pasado hayan admitido los hechos y aceptado una condena de ocho meses de cárcel por un delito contra la integridad moral con agravante de odio.

"Muchos me decían que ignorara el racismo, que mi lucha no iba a llevar a nada y que simplemente debía limitarme a 'jugar al fútbol'. Pero, como siempre he manifestado, no soy una víctima del racismo. Soy un atormentador de racistas. Esta condena penal, la primera de su tipo en España, no es solo por mí, es por todos los negros", expresó el jugador en sus redes sociales.

Este fue el comentario del futbolista en respuesta a la condena de los tres individuos que insultaron racialmente a 'Vini' el 21 de mayo de 2023 durante el partido de LaLiga 2021-2023 entre el Real Madrid y el Valencia en Mestalla. Los jóvenes han aceptado la culpa y la sentencia tras un juicio rápido por conformidad celebrado en el Juzgado de Instrucción número 10 de Valencia, en el que tanto la Fiscalía, LaLiga, la Federación, el Real Madrid y el propio jugador llegaron a un acuerdo después de la carta de arrepentimiento firmada por los acusados.

"Que los demás racistas sientan miedo, se avergüencen y se escondan en las sombras. De lo contrario, estaré aquí para hacer justicia. Agradezco a LaLiga y al Real Madrid por colaborar en esta histórica condena. ¡Aún hay más por venir!", finalizó el mensaje compartido por el brasileño en redes sociales.

En este caso, los jóvenes han sido condenados por un delito contra la integridad moral según el artículo 173.1 del Código Penal, con la circunstancia agravante de discriminación por motivos raciales establecida en el artículo 22.4 del mismo código. Además, se ha considerado una atenuante analógica de arrepentimiento del 21.7.

Además de la pena de prisión de ocho meses y el pago de costas procesales, la sentencia les prohíbe asistir a estadios de fútbol que alberguen partidos de LaLiga y/o de la Real Federación Española de Fútbol durante un periodo de dos años, como parte de las consecuencias de sus actos.