Crónica España.

Crónica España.

Todos los candidatos acordados para la constitución del nuevo CGPJ.

Todos los candidatos acordados para la constitución del nuevo CGPJ.

En un escenario en el que ya se han dado a conocer los nombres de los candidatos a ocupar los puestos vacantes en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la responsabilidad recae ahora en las Cortes --Congreso y Senado-- para elegir por mayoría cualificada a cada uno de los 20 vocales, de los cuales 12 provienen de candidaturas propuestas por magistrados o jueces y 8 son juristas de reconocida capacidad. Una vez completada esta etapa, será el propio CGPJ quien designe a su presidente para los próximos cinco años.

Con un total de 10 vocales por cámara, el Congreso y el Senado comparten la tarea de seleccionar el órgano de gobierno de los jueces, debiendo votar 6 vocales entre jueces y magistrados y 4 entre juristas destacados.

Antes de la votación final, las candidaturas admitidas deben pasar por la Comisión de Nombramientos, compuesta por el presidente de la cámara y los portavoces de los grupos, para que emitan un informe sobre la idoneidad de los postulantes.

Los diputados y senadores deben asegurarse de que los 12 candidatos del turno judicial cumplen con los requisitos establecidos por la Ley Orgánica del Poder Judicial, como estar en servicio activo y contar con el respaldo de una asociación o de al menos 25 miembros activos de la carrera.

En el caso de los vocales de extracción judicial, las cámaras deben verificar que tres sean magistrados del Tribunal Supremo y tres tengan más de 25 años de experiencia.

En cuanto a los juristas, el único requisito es que cuenten con una destacada trayectoria. Si es necesario, podrían ser evaluados en persona por la Comisión de Nombramientos, un proceso del cual están exentos los jueces y magistrados.

La Comisión tiene la potestad de respaldar a los candidatos juristas revisando sus currículos, aunque podrían solicitar que comparezcan en persona. En este caso, la comparecencia es obligatoria, y aquellos que no se presenten no podrán ser elegidos.

Cada candidato debe ser aprobado por una mayoría cualificada de tres quintos, es decir, 210 diputados y 159 senadores. Los nuevos miembros del CGPJ deben ser validados por el Rey y su mandato durará cinco años, a partir de la fecha de la sesión constitutiva del nuevo CGPJ.

Una vez realizados los nombramientos, los nuevos vocales deben tomar posesión de su cargo al prestar juramento o promesa ante Felipe VI y luego celebrar su sesión inaugural.

En esa sesión, presidida por el vocal de mayor edad, se presentarán las candidaturas a presidir el CGPJ, donde cada vocal solo podrá proponer un nombre.

Para ocupar la presidencia del CGPJ, que incluye la Presidencia del Tribunal Supremo, se requiere el respaldo de una mayoría cualificada de tres quintos de los miembros del Consejo, siendo necesario ser magistrado del Supremo y cumplir las condiciones para presidir una sala del alto tribunal.

A lo largo del mandato de cinco años, el Pleno del Consejo se reunirá mensualmente y en la primera reunión ordinaria posterior a la elección del presidente deberá nombrar, por mayoría absoluta, al vicepresidente del Tribunal Supremo.

Asimismo, el Pleno elegirá anualmente a los miembros de la Comisión Permanente, compuesta por el presidente y otros siete vocales, cuatro de ellos del turno judicial y tres de los designados por juristas, renovándose anualmente para que todos, salvo renuncia expresa, pasen por ella durante el mandato.

Los nuevos vocales deberán dedicarse exclusivamente al Consejo y abandonar cualquier otro trabajo, como estipuló una reforma de la LOPJ en 2018 que derogó el sistema anterior que permitía la exclusividad solo al presidente y la Comisión Permanente.

Tras la reforma, el cargo de vocal del CGPJ es incompatible con cualquier otra posición, profesión o actividad, tanto pública como privada, a excepción de la administración de patrimonio personal o familiar.