Crónica España.

Crónica España.

"Tesla se enfrenta a una disminución en las entregas por segundo trimestre consecutivo debido a problemas en China"

En pleno ecuador del año, Tesla se enfrenta a la incertidumbre ante la evolución de su negocio de ventas de vehículos eléctricos. La competencia en el sector, especialmente proveniente de China, y la disminución del interés de los clientes han llevado al fabricante estadounidense a prepararse para una caída en las entregas por segundo trimestre consecutivo.

Los analistas prevén que las entregas globales de Tesla en el segundo trimestre se sitúen en torno a los 436.000 vehículos, lo que representaría un descenso del 3% con respecto a las previsiones de finales de mayo, cuando se esperaban 448.000 entregas. Además, esta cifra sería un 6,5% menor que las 466.140 entregas del año anterior, pero un 13% superior a las del primer trimestre de este 2024, tras alcanzar un récord de 484.507 vehículos el año pasado.

En enero, Tesla advirtió que el crecimiento de las entregas en 2024 sería "notablemente menor" debido a los sucesivos recortes de precios. Recientemente, las estimaciones de diferentes firmas como New Street, RBC Capital y Barclays han reducido las previsiones de entregas para el segundo trimestre, reflejando una disminución en la demanda por parte de los compradores.

El desempeño de las acciones de Tesla en el mercado también ha sido negativo, perdiendo una cuarta parte de su valor este año. A pesar de los esfuerzos de Elon Musk por recortar costes y optimizar su división de supercargadores, la compañía se encuentra entre las peores en el S&P 500.

Por otro lado, las empresas chinas están ganando terreno en el mercado de vehículos eléctricos tanto en su país como en el extranjero. Tesla se ha rezagado en el lanzamiento de nuevos modelos en comparación con sus competidores, lo que ha generado dudas sobre su capacidad para mantener la cuota de mercado en el futuro.

A pesar de las expectativas de Musk de introducir nuevos diseños a finales de 2024, las declaraciones recientes de la compañía sugieren que no se espera la producción masiva de un nuevo modelo como el Cybertruck hasta 2025. La omisión del objetivo de entregar 20 millones de vehículos al año para 2030 en el último informe de impacto de Tesla ha generado interrogantes sobre el futuro a largo plazo de la empresa.

En definitiva, Tesla se enfrenta a desafíos significativos en su negocio de ventas de vehículos eléctricos, con un panorama incierto que plantea importantes retos para la compañía en un mercado cada vez más competitivo y cambiante.