Crónica España.

Crónica España.

Starmer se compromete a impulsar cambios en el Reino Unido a pesar de advertir que será un proceso gradual.

Starmer se compromete a impulsar cambios en el Reino Unido a pesar de advertir que será un proceso gradual.

El líder laborista Keir Starmer ha conseguido una rotunda victoria en las elecciones británicas, celebrando el cambio elegido por sus compatriotas a pesar de reconocer que llevará tiempo materializarse. Starmer ha afirmado que "un país no es como pulsar un interruptor".

En su primer discurso como nuevo primer ministro británico, Starmer se comprometió a trabajar cada día para restaurar la fe del pueblo en la política y en resolver sus problemas. Destacó que su gobierno estará libre de doctrinas y se centrará en los intereses de los ciudadanos, desafiando a aquellos que han dañado el país.

El flamante mandatario señaló que utilizará el mandato claro otorgado por el pueblo para implementar cambios significativos, como mejorar el sistema de salud, reducir la factura energética y abordar la política migratoria, así como "limpiar" las instituciones. Starmer prometió que el cambio comenzará de inmediato, y que reconstruirá el Reino Unido.

Starmer hizo un llamado a una "renovación nacional" y pidió a todos sumarse a un gobierno de servicio, comprometiéndose a demostrar que la política puede ser una fuerza para el bien. Hizo hincapié en la necesidad de unir al país y enfrentar juntos los desafíos de un mundo inseguro.

Antes de iniciar su discurso, el nuevo primer ministro tuvo palabras de reconocimiento para el gran perdedor de las elecciones, Rishi Sunak, quien anunció su dimisión como líder conservador. Starmer elogió el logro histórico de Sunak como el primer primer ministro británico de origen asiático.

Según los resultados oficiales, el Partido Laborista ha obtenido 412 diputados, mientras que el Partido Conservador ha logrado 121 escaños, en una elección que prácticamente ha concluido, a la espera del reparto de dos escaños restantes.