Crónica España.

Crónica España.

Sindicatos policiales denuncian amnistía como injusta y sin efecto en detener el referéndum separatista.

Sindicatos policiales denuncian amnistía como injusta y sin efecto en detener el referéndum separatista.

Las críticas no se han hecho esperar después de la aprobación en el Congreso de la Ley de Amnistía, tachada por varios sindicatos de la Policía Nacional como una normativa redactada por los independentistas. Existe un temor latente de que los agentes sean los únicos que queden imputados en procesos judiciales como consecuencia de esta ley.

MADRID, 30 May. - Varios sindicatos de la Policía Nacional han reaccionado con indignación ante la aprobación de la Ley de Amnistía en el Congreso de los Diputados. Consideran que esta ley representa un atropello a la igualdad ante la ley y una falta de reconocimiento hacia el trabajo realizado por los agentes durante el referéndum independentista del 1-O y los disturbios posteriores a la sentencia del 'procés'.

"Los policías nacionales podrían ser los únicos que van a pagar las consecuencias del intento de golpe de Estado en Cataluña", han manifestado desde JUPOL.

Desde JUPOL se ha denunciado el menosprecio hacia el trabajo realizado por los policías durante el 1-O, quienes cumplieron con un mandato judicial y defendieron la unidad de España en condiciones desfavorables, siendo hacinados en barcos, expulsados de hoteles y desprotegidos por los gobiernos.

Por otra parte, se ha señalado que esta ley dejará imputados a policías mientras perdona los presuntos delitos de otros grupos como los CDR, Tsunami Democràtic y el propio Puigdemont, que en opinión de JUPOL deberían ser procesados por terrorismo.

El sindicato SUP también ha expresado su rechazo a la Ley de Amnistía, calificándola como el mayor atropello contra la igualdad ante la ley en la democracia. Lamenta que los policías que arriesgaron su vida para mantener el orden constitucional vean su trabajo invalidado con esta normativa.

CEP, otro sindicato policial, ha condenado la ley al considerar que envía un mensaje equivocado al autor de cualquier delito al sugerir que sus acciones pueden salir impunes. También ha criticado el perjuicio causado al trabajo de los policías durante el 1-O.

Las asociaciones profesionales de la Guardia Civil también han reaccionado, como JUCIL, alertando sobre las consecuencias de la eliminación de penas a delincuentes. Consideran que esto puede ser muy perjudicial para una sociedad pacífica al premiar a aquellos que incitan al odio y a la violencia contra quienes piensan diferente.