Sequía en Cataluña y Andalucía desata movilización y crisis.

Sequía en Cataluña y Andalucía desata movilización y crisis.

Las comunidades autónomas de Cataluña y Andalucía están enfrentando una situación "crítica" y de emergencia debido a la sequía ocasionada por la falta de lluvias, y han comenzado a tomar medidas al respecto en pleno invierno.

Según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, la reserva hídrica española está al 45,2% de su capacidad. Sin embargo, en el caso de Cataluña, las cuencas internas se encuentran al 16,5%, mientras que en Andalucía, la del Guadiana se sitúa en el 26,9% y el resto están por debajo del 20%.

Frente a esta situación, la Generalitat de Cataluña ha decidido aumentar las ayudas destinadas a entidades locales para hacer frente a la sequía, pasando de 90 a 200 millones de euros. Asimismo, destinarán 120 millones de euros para reparar fugas en las redes municipales y 80 millones de euros para que los municipios se adapten al cambio climático. En total, se estima que se han destinado más de 550 millones de euros desde el año 2021 para abordar esta problemática.

En cuanto a las restricciones, se ha establecido que los cámpings, hoteles y comunidades de vecinos no podrán llenar sus piscinas durante el estado de emergencia por sequía en Cataluña. Por otro lado, los gimnasios y clubes deportivos podrán hacerlo, aunque con limitaciones y compensando el ahorro de agua en otras instalaciones.

En Andalucía, el presidente regional, Juanma Moreno, presidirá una reunión del Comité de Expertos de la Sequía para analizar la situación crítica que enfrenta la comunidad. Las reservas de agua se encuentran al 20% de su capacidad y no ha habido cambios significativos en los últimos siete días. La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural ha solicitado al Gobierno central que reclame fondos adicionales de la Unión Europea para hacer frente a los efectos de la sequía en la región. Además, la Consejería de Economía, Hacienda y Fondos Europeos estima que el PIB de Andalucía podría crecer dos puntos más sin los efectos de la sequía.

En conclusión, Cataluña y Andalucía están tomando medidas para enfrentar la situación crítica de sequía que atraviesan, buscando soluciones y solicitando ayuda al Gobierno central y a la Unión Europea. La problemática del agua es un desafío que afecta a estas comunidades y requiere la cooperación de todas las administraciones para su resolución.

Tags

Categoría

Sociedad