Crónica España.

Crónica España.

Según Unicef, la mayoría de menores de 5 años son víctimas de abuso en el hogar

Según Unicef, la mayoría de menores de 5 años son víctimas de abuso en el hogar

Unicef estima que casi 400 millones de menores de 5 años en todo el mundo sufren agresiones psicológicas o castigos físicos en sus hogares, lo que representa seis de cada 10 niños de ese grupo de edad. De estos, alrededor de 330 millones son castigados físicamente.

En el marco del Día Internacional del Juego, Unicef ha publicado estas nuevas estimaciones, resaltando la importancia del juego en el desarrollo infantil y la salud mental. En España, el Registro Unificado de sospechas de Maltrato Infantil (RUMI) reportó más de 29,000 notificaciones de sospecha de maltrato en 2022, que van desde abusos sexuales hasta negligencia.

La directora ejecutiva de Unicef, Catherine Russell, señala que el abuso físico o verbal en el hogar puede tener repercusiones en la autoestima y el desarrollo de los niños. Promover el juego y la interacción positiva puede brindar alegría y seguridad a los más pequeños.

A pesar de que cada vez más países prohíben el castigo físico a los niños en casa, aún hay más de 500 millones de niños menores de 5 años que carecen de esta protección. En España, la Ley de Protección a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia (LOPIVI) busca promover el buen trato y la parentalidad positiva.

Unicef alerta sobre la persistencia de normas sociales que respaldan métodos violentos de crianza en todo el mundo. Muchos padres y cuidadores consideran que el castigo físico es necesario para educar correctamente a los niños, lo que alimenta esta problemática.

Además, se resalta que un porcentaje significativo de niños no reciben la interacción receptiva necesaria en el hogar, lo que puede derivar en problemas emocionales y de comportamiento a largo plazo. La falta de actividades fundamentales para el desarrollo cognitivo, social y emocional también está presente en varios hogares.

Unicef insta a los gobiernos a invertir en protección infantil, ampliar programas de apoyo a la crianza y fomentar el aprendizaje a través del juego en centros educativos y parques infantiles. En este primer Día Internacional del Juego, se busca un compromiso global para erradicar la violencia contra los niños y promover un ambiente positivo y enriquecedor para su crecimiento.