Crónica España.

Crónica España.

Según Delgado, el paro y la baja productividad afectan negativamente a la economía.

Según Delgado, el paro y la baja productividad afectan negativamente a la economía.

Margarita Delgado, gobernadora en funciones del Banco de España, ha destacado la preocupante situación de España en cuanto a la falta de convergencia con otros países europeos en términos de renta y productividad. Desde finales del siglo pasado, el paro y la baja productividad han sido obstáculos para alcanzar niveles equiparables con el resto de la Unión Europea.

Durante una conferencia en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en Santander, Delgado explicó que la brecha de renta per cápita entre España y la UE no ha disminuido desde la década de 1990. En 1990, el PIB per cápita español representaba el 92% del de la UE, pero en 2022 esa cifra había descendido al 85%, principalmente debido a la menor productividad en el país.

En comparación con la media de la UE, la productividad por trabajador en España es actualmente 11 puntos menor, lo que implica que la renta per cápita solo sería un 4% más baja que la media europea si se igualara esa productividad. Además, si la tasa de empleo en España se equiparara con la de la UE, la diferencia en renta per cápita se reduciría en 7 puntos adicionales, según indicó Delgado.

La gobernadora señaló que la población en edad de trabajar en España es actualmente en 3 puntos porcentuales superior a la de la UE, lo que brinda una leve ventaja demográfica al país. Sin embargo, advirtió que esta ventaja desaparecerá pronto debido al envejecimiento más rápido de la población española en comparación con el resto de la UE.

Delgado también mencionó que la inflación se ha reducido sin que los aumentos de los tipos de interés hayan tenido un impacto significativo en la economía y el empleo en España. A pesar de la fortaleza demostrada en el mercado laboral, la tasa de desempleo en España sigue siendo el doble que la media de la UE, lo que sugiere la existencia de un desempleo estructural.

La gobernadora en funciones destacó la importancia de analizar el impacto de los cambios tecnológicos en el mercado laboral en los próximos años. Los avances en robótica e inteligencia artificial provocarán una reasignación del empleo entre sectores y ocupaciones, lo que requerirá políticas de empleo efectivas para adaptarse a este nuevo contexto.

Para Delgado, el desafío del desempleo estructural y la baja productividad en España requiere mejoras en las políticas pasivas y activas de empleo. La reasignación del empleo entre sectores y ocupaciones debe facilitarse para minimizar la destrucción de empleo asociada a los cambios tecnológicos, lo que implica la reconsideración de la legislación laboral y la negociación colectiva.

Además del paro estructural, la baja productividad también es una preocupación para Delgado. Factores como el marco regulatorio, la disponibilidad de capital humano y la inversión en innovación afectan al crecimiento de las empresas y la productividad en la economía española. La adaptación de la capacitación de los trabajadores y las estructuras organizativas empresariales al cambio tecnológico es crucial para mejorar la productividad en el país.