Crónica España.

Crónica España.

Santander y Renault planean establecer una filial de 'leasing' de coches

Santander y Renault planean establecer una filial de 'leasing' de coches

En una muestra de la búsqueda constante de nuevas oportunidades de negocio, el Banco Santander está en conversaciones con Renault para establecer una filial de ‘leasing’ de vehículos de la reconocida casa francesa. Aunque por el momento no hay un acuerdo definitivo, se espera que las negociaciones lleguen a buen término para finales de este año, según lo reportado por el diario económico francés ‘Les Echos’.

Esta nueva entidad, que sería propiedad equitativa de ambas compañías, operaría a nivel europeo y se apoyaría en la plataforma informática del Santander, mientras que Renault contribuiría con su cartera de clientes.

De acuerdo con lo señalado por ‘Les Echos’, el Banco Santander proporcionaría los fondos necesarios para la operación. Tanto la entidad bancaria como Renault optaron por no realizar comentarios ante las preguntas de Europa Press.

Con esta iniciativa, el fabricante de automóviles, presente en 12 países europeos, busca expandir sus actividades en el mercado, especialmente en el alquiler con opción de compra y el arrendamiento a largo plazo, opciones que representaron el 14% de los 1.1 millones de contratos de ‘leasing’ firmados por Renault en 2023.

Su filial Mobilize Financial Services, que generó aproximadamente 1.100 millones de euros de margen operativo el año pasado, a pesar de ser relativamente pequeña, tiene la meta de aumentar su flota de vehículos alquilados de 350,000 en 2022 a 1 millón de unidades para el año 2030.

Para cumplir con este objetivo de crecimiento, es fundamental ampliar el alcance de su acción, al tiempo que es esencial el desarrollo del mercado en los principales países europeos en los que opera. En este sentido, una asociación estratégica con el Banco Santander le permitiría a Renault expandir sus actividades sin comprometer sus recursos financieros.

Desde la perspectiva del Banco Santander, esta colaboración con el fabricante francés representa una oportunidad de competir mano a mano con otros bancos, especialmente franceses, en el sector del ‘leasing’ de automóviles, donde empresas como Société Générale y BNP Paribas dominan el mercado en Europa a través de sus filiales Ayvens y Arval.

Incluso Crédit Agricole ha dado pasos en esa dirección al asociarse con Stellantis. Hasta ahora, el Banco Santander se ha enfocado principalmente en la financiación de préstamos para vehículos en colaboración con fabricantes de automóviles.