• sbado 24 de septiembre del 2022
728 x 90

Sánchez comunica en Nueva York su candidatura para comandar la Internacional Socialista que además de esto desea actualizar

img

Desea proseguir con el legado de su "amigo" Yorgos Papandreu y de líderes como Willy Brandt y expone reformas internas

MADRID, 22 Sep.

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció su intención de enseñar su candidatura a dirigir la Internacional Socialista. Lo hizo este jueves en la asamblea del Presídium que la organización ha festejado en Nueva York, según comunica el PSOE, proponiendo al unísono reformas internas para actualizar la organización.

Además, nuestro Sánchez, lo anunció en su cuenta de Twitter afirmando que los socialistas son quienes han apostado siempre y en todo momento por seguir y apoderarse nuevos derechos y libertades y, informa, lo proseguirán realizando. "Juntos, juntas, y con fuerzas renovadas", remarca el jefe del Ejecutivo español.

Según comunica el PSOE, Pedro Sánchez ha señalado en Nueva York que "no podría haber causa mucho más alta ni mucho más querida" y de ahí que, ha añadido, "va a ser un privilegio tener el empuje de todas y cada una y todos nosotros para hacerla".

El líder del PSOE asimismo propuso que la Internacional Socialista considere reformas internas. Así, aseguró que intenta dar su experiencia para comenzar "un nuevo tiempo en esta organización" y a proseguir con el legado de su "amigo Yorgos Papandreu (...) y líderes como Willy Brandt, Pierre Mauroy o el presente secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres".

Pedro Sánchez ha argumentado frente sus colegas de partido que la socialdemocracia es la "única opción alternativa posible tanto al individualismo del orden neoliberal como al retorno de los extremismos", puesto que cree que los dos fenómenos "van de la mano". Ha señalado que la contestación conservadora a la última crisis provocó una ola de desigualdad, que paralelamente logró acrecentar la desconfianza en las instituciones.

Y explicó que ese contexto de desmantelamiento del Estado del confort fue el caldo de cultivo para la aparición de unas "corrientes exagerados a las que en este momento los liberales se asocian como única opción de supervivencia".

Según el PSOE, el secretario general del Partido Socialista portugués y presidente de Portugal, Antonio Costa, ha compuesto las proposiciones protegidas por Pedro Sánchez como el refuerzo preciso de esta organización y la necesidad de enfrentar los retos recientes a los que se combaten los partidos progresistas que la conforman.

Frente a esta unión conservadora, Sánchez ha clasificado a las ideas
socialdemócratas como "las causantes de las mayores cotas de avance y confort alcanzadas en las sociedades contemporáneas" y, en esta línea, ha asegurado tener una "fe inexorable en la vigencia de los principios de la socialdemocracia". Un ideario que propuso actualizar a los desafíos modernos y hallar nuevos objetivos en temas de igualdad, cambio climático, economía justa y defensa de la
democracia

El presidente del Gobierno ha llamado a "ofrecer la guerra por la democracia, los derechos y las libertades civiles con mucho más fuerza que jamás". En este sentido, ha apuntado que la cadena de crisis ha causado que principios que creíamos de forma plena afianzados estén bajo riesgo de involución.