Crónica España.

Crónica España.

Rubiales justifica su beso a Hermoso como una muestra de felicidad, niega cualquier connotación sexual o coercitiva

Rubiales justifica su beso a Hermoso como una muestra de felicidad, niega cualquier connotación sexual o coercitiva

La defensa del ex presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ha solicitado que sus hijas declaren en el juicio y que se aporte la lectura de sus labios antes del beso a la jugadora.

MADRID, 28 May. -

La defensa de Rubiales ha argumentado que el beso que dio a la futbolista Jennifer Hermoso fue simplemente una muestra de celebración por el triunfo deportivo de la Selección Española Femenina de Fútbol en el Mundial de Sidney, negando cualquier connotación sexual en su conducta.

La Fiscalía solicita una condena de 2 años y 6 meses para Rubiales, acusándolo de agresión sexual y coacciones. Según el juez, el beso no fue consentido y fue una acción unilateral por parte de Rubiales.

La defensa describe el momento del beso como un gesto de cariño y reconocimiento hacia Hermoso, mencionando que la jugadora estaba emocionada por el triunfo a pesar de haber fallado un penalti en el partido.

Posteriormente, Hermoso no expresó desaprobación ante el beso, y Rubiales intentó que ella confirmara públicamente que fue consentido, aunque la jugadora declinó la solicitud.

La defensa niega que Rubiales haya presionado a futbolistas u otros empleados para que respalden su versión de los hechos, y solicita testimonios de exdirectivos, futbolistas y sus propias hijas para esclarecer lo sucedido en el vuelo de regreso a España tras el Mundial.

También piden aportar la pericial de lectura de labios realizada por expertos de la Agrupación de Personas Sordas de Granada y provincia para determinar las palabras que Rubiales pronunció antes del beso.