Crónica España.

Crónica España.

Renault planea disminuir en un 40% los gastos de producción de autos eléctricos para el 2028.

Renault planea disminuir en un 40% los gastos de producción de autos eléctricos para el 2028.

Renault, la emblemática empresa automotriz francesa, se encuentra en una ambiciosa misión para reducir en un 40% los costos de fabricación de sus vehículos eléctricos antes de que llegue el final de la década. Este objetivo es parte fundamental de su estrategia para electrificar las ventas del grupo y alcanzar la neutralidad de carbono en 2050, con un objetivo aún más audaz de lograrlo en 2040 en Europa.

En un mundo que ha experimentado cambios significativos desde 2010, marcado por hitos como la salida a Bolsa de Tesla o los intentos fallidos de marcas chinas de ingresar al mercado europeo hace 15 años, el director general de Renault España, Josep María Recasens, identifica seis desafíos clave que podrían transformar radicalmente el panorama automotriz en 2024. Estos van desde la descarbonización y la volatilidad tecnológica hasta la digitalización y la capacitación de los empleados.

Recasens ha enfatizado que el sector automotriz es responsable de una parte significativa de las emisiones de CO2 a nivel global, lo que subraya la urgencia de abordar este problema. Motivaciones como la adhesión al Nuevo Pacto Verde de Europa y el compromiso con las nuevas generaciones están impulsando a Renault a acelerar su transición hacia la movilidad eléctrica.

Con la Unión Europea fijándose la meta de alcanzar emisiones cero de CO2 para 2035, y estableciendo multas para aquellas empresas que no cumplan, Renault está preparada para asumir el desafío. Consciente de las emisiones inevitables en su negocio, la empresa planea invertir en proyectos para mitigar su impacto ambiental.

En el horizonte de 2035, se espera que el mercado cuente con suficientes vehículos eléctricos para cumplir con las regulaciones que limitan las emisiones de CO2. Para Renault, esto implica que la cuarta parte de sus ventas sean de vehículos eléctricos en 2025, como parte de una estrategia más amplia de electrificación de su flota en Europa.

El grupo ha tomado medidas para separar sus actividades relacionadas con vehículos de motor de combustión, cajas de cambio y motores híbridos en una división llamada Horse, enfocada en mercados fuera de Europa como China. Esta estrategia permitirá a Renault impulsar nuevos motores a nivel global y mejorar la rentabilidad de sus operaciones en un contexto de transición hacia la movilidad eléctrica.

En palabras de Recasens, es fundamental encontrar un equilibrio entre la adopción de vehículos eléctricos y la rentabilidad del negocio, evitando impactos negativos en el mercado. Con un enfoque estratégico y una visión a largo plazo, Renault se prepara para liderar la transformación del sector automotriz hacia un futuro más sostenible y electrificado.