Crónica España.

Crónica España.

Quince países de la UE proponen trasladar migrantes a "países seguros"

Quince países de la UE proponen trasladar migrantes a

En una declaración conjunta, quince Estados miembro de la Unión Europea han instado a la Comisión Europea a buscar nuevas soluciones para abordar la creciente crisis de inmigración irregular, que consideran insostenible. Entre las propuestas planteadas se incluye la promoción de acuerdos con terceros países seguros para facilitar la transferencia de solicitantes de asilo, siguiendo el ejemplo del pacto alcanzado entre Italia y Albania.

El Gobierno italiano, junto con otros 14 estados, ha firmado la carta en la que instan a pensar de manera innovadora para encontrar formas nuevas de resolver el problema y avanzar hacia un sistema de asilo más justo, humano, sostenible y eficiente, respetando siempre las obligaciones legales internacionales, como el principio de no devolución.

La carta llega justo un día después de que los 27 adoptaran formalmente el nuevo Pacto de Migración y Asilo, que según los 15 países firmantes proporciona a la UE un marco legal más sólido para mejorar la seguridad en las fronteras y crear procedimientos de asilo más eficientes, pero requiere esfuerzos complementarios.

Para aliviar la presión en los sistemas de gestión de la migración, los países firmantes consideran importante recurrir a terceros países seguros, incluso proponiendo que la Comisión Europea establezca criterios para identificar qué países cumplen con esta categoría.

Se menciona la iniciativa entre Italia y Albania, donde los migrantes interceptados en la frontera o rescatados en alta mar son trasladados a un lugar seguro para estudiar soluciones duraderas para estas personas, como un modelo a seguir. También se aboga por cerrar acuerdos con países de tránsito, inspirados en acuerdos anteriores con Turquía y Túnez, para gestionar los movimientos de migración irregular y ofrecer alternativas seguras a los migrantes.

Además, se plantea agilizar las deportaciones de aquellos migrantes que no necesitan protección internacional como una forma de reducir los incentivos para la migración irregular. Se hace un llamado a reforzar los aspectos tanto internos como externos de los retornos, con el objetivo de establecer una política efectiva a nivel de la UE, según los gobiernos firmantes.