Crónica España.

Crónica España.

Productor francés Alain Sarde enfrenta acusaciones de violación y agresión sexual por parte de nueve mujeres.

Productor francés Alain Sarde enfrenta acusaciones de violación y agresión sexual por parte de nueve mujeres.

En una impactante noticia que sacude al mundo del cine, nueve valientes mujeres han alzado su voz para denunciar al famoso productor francés Alain Sarde por presuntos casos de violación, agresión sexual y acoso que ocurrieron en las décadas de los años 80 y 90. Estos escalofriantes testimonios han salido a la luz gracias a una investigación publicada por la prestigiosa revista 'Elle', según informa Europa Press.

La mayoría de las denunciantes eran jóvenes aspirantes a actrices en aquel entonces, la mayoría en sus veinte años e incluso alguna menor de edad. Sarde, reconocido por su trabajo en películas como 'El pianista' de Roman Polanski y 'Nelly y el señor Arnaud' con Emmanuelle Béart como protagonista, ha sido señalado como el perpetrador de estos terribles actos.

Annelise Hesme, una actriz de 24 años en aquel momento, ha contado cómo Sarde le propuso ser "escort" en una de sus fiestas, en vez de ofrecerle un papel en una de sus películas cuando se reunieron en el año 2001. "Organizaba cenas con actores, directores, distribuidores y me explicó que les gustaba tener mujeres bonitas e ingeniosas como yo en la mesa.", afirmó la joven actriz sobre la nefasta experiencia con Sarde.

Este escandaloso caso surge justo cuando el Festival de Cannes está por comenzar en Francia, y se suma a la reciente publicación de un manifiesto en el que un grupo de cien personalidades del mundo del cine, incluyendo a reconocidas actrices, exigen una ley integral contra la violencia sexual en una columna en el diario francés 'Le Monde'.

Las firmantes, entre las cuales se encuentran las actrices Isabelle Adjani, Charlotte Arnould, Emmanuelle Béart, Juliette Binoche, Emma de Caunes, Judith Godrèche, Isild Le Besco y Muriel Robin, junto con las autoras Leila Slimani, Christine Angot y Vanessa Springora, así como el actor Philippe Torreton, hacen un llamado a la atención sobre la violencia sexista y sexual, calificándola como sistémica y no excepcional.