Crónica España.

Crónica España.

Presentado en el Congreso el proyecto para ajustar el mercado de CO2 a UE: se eliminan las emisiones gratuitas y se incluyen las embarcaciones.

Presentado en el Congreso el proyecto para ajustar el mercado de CO2 a UE: se eliminan las emisiones gratuitas y se incluyen las embarcaciones.

El Gobierno ha tomado la decisión de enviar al Congreso de los Diputados el proyecto de ley que modifica el régimen de derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2) para adaptarse a las modificaciones realizadas en el Sistema de Comercio de Derechos de Emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de la Unión Europea (UE).

Las directivas europeas establecen la progresiva eliminación de los derechos de emisión gratuitos para empresas entre 2026 y 2034, creando también un nuevo régimen para el combustible en transporte y edificios con precios a partir de 2027 (o 2028 en casos de altos precios de energía).

Además, se integrarán por primera vez en el sistema de comercio de derechos de emisión las emisiones del transporte marítimo, con obligaciones para las empresas navieras que se implementarán de forma gradual: 40% a partir de 2024, 70% a partir de 2025 y 100% a partir de 2026.

Los derechos de emisión gratuitos para la aviación serán eliminados gradualmente, implementando subastas completas a partir de 2026. Se reservarán 20 millones de derechos de emisión hasta el 31 de diciembre de 2030 para fomentar la transición hacia combustibles más limpios en la industria aeronáutica.

La Unión Europea ha adoptado reglas para el nuevo Mecanismo de Ajuste Fronterizo de Carbono de la UE, gravando importaciones de productos como acero para incentivar a países externos a aumentar sus medidas climáticas.

Entre los productos afectados por estas regulaciones se encuentran el hierro, acero, cemento, aluminio, fertilizantes, electricidad e hidrógeno, así como emisiones indirectas bajo ciertas condiciones. Los importadores deberán pagar la diferencia entre el precio del carbono en el país de origen y en la UE. La implementación gradual de este mecanismo se realizará entre 2026 y 2034.

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha explicado que estas modificaciones buscan reducir las emisiones en sectores industriales y en la generación eléctrica. Se busca una disminución del 62% de emisiones para 2030 respecto a 2005 y se incluyen tecnologías limpias para fomentar su desarrollo, como la producción de hidrógeno verde.

El proyecto de ley reduce asignaciones a sectores industriales y de aviación, ampliando la cobertura al transporte marítimo, transporte terrestre y edificación. También se establece un régimen específico para reducir emisiones en dichos sectores.

Estas medidas se enfocan en empresas proveedoras de combustible y se incluirá una tasa para productos de terceros países sin medidas de reducción de emisiones equivalentes, para asegurar un sistema de protección sin afectar la competitividad de la industria europea.