Crónica España.

Crónica España.

PP urge al Ejecutivo a tomar medidas para proteger a los menores en internet

PP urge al Ejecutivo a tomar medidas para proteger a los menores en internet

La diputada del Partido Popular, Noelia Núñez, ha instado al Gobierno a que tome medidas urgentes para proteger a los menores en el entorno digital. En este sentido, el Grupo Parlamentario Popular presentará una proposición no de ley en el próximo Pleno del Congreso con 15 medidas destinadas a garantizar la seguridad de los menores, tanto en el ámbito educativo como tecnológico.

Según Núñez, el Gobierno ha incumplido la normativa europea vigente desde febrero en lo que respecta a la protección de los menores en el ámbito digital. Es esencial, en su opinión, abordar el debate sobre la tecnología, la ciberseguridad y el reto digital de manera urgente para crear un entorno seguro para todos los usuarios, especialmente los menores.

El Partido Popular propone, en primer lugar, analizar los resultados obtenidos en materia de protección a los menores en las diferentes administraciones, así como reformar los Estatutos de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia para adecuarla a las directrices europeas.

Además, el PP exige al Gobierno aumentar los recursos de la CNMC y establecer mecanismos efectivos para verificar la edad de los usuarios de internet. También propone la implementación de sistemas que permitan denunciar contenido inapropiado, así como garantizar la privacidad y seguridad de los datos de los menores.

En cuanto a la influencia de los menores en el entorno digital, el Partido Popular aboga por evaluar su papel como víctimas y autores de ciberdelitos, así como su impacto en su desarrollo educativo, psicológico, social y afectivo-sexual. Asimismo, sugiere la realización de campañas de concienciación dirigidas a padres, tutores y menores sobre los riesgos de internet.

La proposición no de ley también incluye la aprobación de un nuevo Código de Conducta para contenidos audiovisuales, el aumento de recursos para las fiscalías de criminalidad informática y la especialización de abogados en este ámbito. Por último, plantea la creación de mecanismos de autorregulación, la inversión en tecnologías de protección infantil y la publicación de informes periódicos sobre las medidas adoptadas para proteger a los menores en internet.