Crónica España.

Crónica España.

Pablo Carreño: Los desafíos de los Juegos Olímpicos impulsan la perseverancia.

Pablo Carreño: Los desafíos de los Juegos Olímpicos impulsan la perseverancia.

El tenista español Pablo Carreño celebra su vuelta a las pistas después de haber sufrido una lesión de codo que lo mantuvo fuera de juego gran parte del año pasado. Su ilusión por competir en los Juegos Olímpicos de París este verano es evidente, considerándolos su "objetivo principal" y un motivante reto que lo ha impulsado a seguir adelante durante estos momentos complicados.

Carreño, después de someterse a una operación de codo en noviembre, está emocionado por la oportunidad de participar en París. Reconoce que los Juegos Olímpicos en Tokio fueron una experiencia increíble y espera vivirla ahora con la presencia del público. A pesar de no estar completamente listo para Roland Garros, no se ve desanimado y destaca la importancia de darle tiempo al tiempo.

Con 32 años, el tenista español se siente más fuerte mentalmente y está decidido a llegar en buena forma a los Juegos de París. Aunque reconoce que la tarea será difícil, confía en lograrlo y en adaptarse nuevamente al circuito. A pesar de haber perdido posiciones en el ranking de la ATP, cuenta con el respaldo de un "ranking protegido" que le permite entrar en nueve torneos.

Además, Carreño es consciente de que se enfrentará a rivales nuevos y jóvenes en su regreso. Aunque será un desafío, está preparado para dar lo mejor de sí mismo y competir al más alto nivel. A pesar de la lesión que interrumpió su carrera en su mejor momento, el tenista asturiano está listo para dejarlo todo en la pista.

A pesar de los momentos difíciles y de las incertidumbres que ha debido enfrentar, Carreño ha mantenido la esperanza y la determinación. Su regreso a los entrenamientos ha sido gradual y exitoso, y está listo para continuar su preparación de cara a los Juegos Olímpicos. Su participación en el torneo de Luanco, a pesar de ser complicada debido a su entrenamiento, es una muestra de su compromiso con el tenis y con su tierra natal, Asturias.

En resumen, Pablo Carreño está de regreso y listo para enfrentar nuevos desafíos en su carrera tenística. Con determinación y entusiasmo, se prepara para representar a España en los Juegos Olímpicos de París y seguir dejando en alto el nombre de su país en el mundo del tenis.