Óscar Puente instado a mostrar valentía y permitir la apertura de la competencia en el mercado del autobús según FlixBus.

Óscar Puente instado a mostrar valentía y permitir la apertura de la competencia en el mercado del autobús según FlixBus.

El director general de FlixBus en España y Portugal, Pablo Pastega, ha instado al nuevo ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, a abrir el mercado del autobús a la competencia. Pastega argumenta que esto beneficiaría a millones de viajeros, reduciendo el costo de los boletos y aumentando la frecuencia de los viajes.

En una entrevista con Europa Press, Pastega señala que el modelo actual de transporte de autobús en España lleva más de 30 años sin actualizarse y es deficitario. Además, la mayoría de los contratos en el sector están caducados desde hace años, siendo controlados principalmente por grandes empresas como Alsa y Avanza.

La patronal de estas grandes empresas se opone a cualquier cambio que pueda poner fin al modelo concesional actual. A pesar de esto, el ministro Puente ha anunciado que presentará la Ley de Movilidad Sostenible, que mantendría en gran medida el modelo actual y solo permitiría la competencia en algunas líneas específicas.

La aprobación de esta ley es fundamental para que España pueda recibir el séptimo paquete de fondos europeos, por lo que el ministro ha admitido que incluso si no le gusta, tendrá que presentarla sin cambios para agilizar su tramitación.

Pastega destaca que todos los países de la Unión Europea, excepto Rumania, Hungría y Grecia, han abierto sus mercados de transporte de autobús a la competencia. Además, en España, el autobús compite con el tren, que ya ha sido liberalizado y cuenta con la participación de tres empresas diferentes, lo que ha llevado a una reducción de precios y un aumento en el número de pasajeros.

A pesar de esto, el autobús ha perdido 15 millones de pasajeros debido a la pandemia. Pastega señala el caso de Italia como ejemplo, donde la apertura del mercado llevó a un crecimiento significativo en el número de pasajeros sin eliminar a los operadores establecidos.

Otra particularidad del mercado español es la prohibición de realizar paradas intermedias en las rutas internacionales, conocido como cabotaje. FlixBus ha solicitado al Ministerio poder realizar estas paradas, argumentando que su prohibición incumple la normativa europea. Sin embargo, aún no han recibido la aprobación. La negativa podría deberse al posible perjuicio económico que esto supondría para las concesiones existentes en los mismos lugares.

Por el momento, FlixBus no ha acudido a Bruselas para denunciar este incumplimiento, a pesar de considerarlo una violación de la legislación europea.

Tags

Categoría

Economía