Oficial de UNICEF reporta 20.000 recién nacidos en "caos de Gaza" durante campaña militar israelí.

Oficial de UNICEF reporta 20.000 recién nacidos en

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha emitido una advertencia alarmante sobre la situación en Gaza. Según UNICEF, aproximadamente 20.000 bebés han nacido en el "infierno de Gaza" desde el inicio de la ofensiva del Ejército de Israel el pasado 7 de octubre en respuesta a los ataques del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás).

En un comunicado, UNICEF ha denunciado las terribles condiciones en las que han nacido estos bebés en los últimos tres meses. La portavoz de UNICEF Tess Ingram, quien ha visitado la zona recientemente, ha revelado que muchas madres han muerto desangradas, mientras que otras han sido sometidas a cesáreas de emergencia después de fallecer. Según Ingram, esto equivale a un nacimiento cada diez minutos en medio de una guerra atroz.

Ingram ha instado a la comunidad internacional a tomar medidas urgentes para abordar esta crisis humanitaria. "Ser madre debería ser motivo de celebración. En Gaza, es simplemente otro niño arrojado al infierno", ha afirmado. Además, ha destacado la necesidad de prestar atención a los bebés que sufren mientras sus madres mueren desangradas.

La situación en Gaza ha provocado un deterioro en la mortalidad infantil y materna, ya de por sí precaria. Según Ingram, el colapso del sistema de salud ha dificultado aún más que las madres accedan a la atención médica, nutrición y protección adecuadas durante el embarazo y el parto.

La portavoz de UNICEF ha lamentado las condiciones en el Hospital Emiratí, que se enfrenta a una gran afluencia de mujeres embarazadas y recursos limitados. Según Ingram, el personal se ve obligado a dar de alta a las madres después de solo tres horas de una cesárea, lo que las expone a riesgos de aborto espontáneo, muerte fetal, parto prematuro y traumas emocionales, además de aumentar la mortalidad materna.

La guerra también está afectando directamente a los recién nacidos, lo que resulta en altas tasas de desnutrición, problemas de desarrollo y otras complicaciones de salud. Las mujeres embarazadas y lactantes, junto con los bebés, están viviendo en condiciones inhumanas, como refugios improvisados, mala nutrición y agua contaminada. Según UNICEF, esto pone en riesgo a aproximadamente 135.000 niños menores de dos años de sufrir desnutrición grave.

Tags

Categoría

Internacional