Crónica España.

Crónica España.

Nuevo estudio muestra que el cambio climático aumenta la probabilidad de inundaciones en Brasil.

Nuevo estudio muestra que el cambio climático aumenta la probabilidad de inundaciones en Brasil.

La devastación causada por las tormentas extremas en Río Grande del Sur (Brasil) a finales de abril y principios de mayo se ha visto duplicada debido al cambio climático. El fenómeno de El Niño ha agravado esta situación y la falta de infraestructura de protección contra inundaciones ha empeorado los impactos.

Según el último informe publicado por World Weather Attribution, 13 científicos de diversos países participaron en el estudio para analizar este suceso. Entre el 26 de abril y el 5 de mayo, el 90% de Río Grande del Sur fue afectado por fuertes lluvias, provocando inundaciones que resultaron en la pérdida de al menos 169 vidas.

Utilizando datos climáticos y modelos revisados por pares, los expertos han concluido que el cambio climático ha aumentado la probabilidad de este tipo de tormentas extremas y que serán más frecuentes y destructivas en el futuro si no se toman medidas urgentes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Además, El Niño ha jugado un papel crucial en estas inundaciones, aumentando la probabilidad del suceso y la intensidad de las lluvias. La falta de infraestructura adecuada también ha contribuido al impacto devastador de las inundaciones en la región.

La deforestación y la rápida urbanización en ciudades como Porto Alegre han empeorado la exposición de la población y las infraestructuras a los riesgos de inundaciones. A pesar de las leyes medioambientales existentes, su aplicación y cumplimiento no son consistentes, lo que aumenta la exposición de las personas a estos eventos extremos.

La pobreza y la marginalización de ciertas comunidades también han agravado los impactos de las inundaciones. Por otro lado, las advertencias sobre las lluvias estuvieron disponibles con anticipación, pero no llegaron a todas las personas en riesgo, lo que subraya la importancia de mejorar la comunicación de los riesgos para salvar vidas.