Crónica España.

Crónica España.

Nueve jóvenes detenidos por difundir material yihadista para cometer actos violentos, según la Guardia Civil.

Nueve jóvenes detenidos por difundir material yihadista para cometer actos violentos, según la Guardia Civil.

La ayuda de Marruecos ha sido fundamental en la reciente ola de arrestos llevada a cabo por la Guardia Civil en Melilla, Málaga y Madrid, donde ocho jóvenes han sido detenidos por difundir material yihadista con la intención de radicalizar a terceros e incitar a la violencia. Además, se ha informado de un arresto adicional en Barcelona en otra operación paralela.

MADRID, 5 Jul.

La Guardia Civil ha llevado a cabo un total de nueve detenciones esta semana, en dos operaciones distintas, relacionadas con la difusión de propaganda yihadista con el objetivo de reclutar seguidores y promover actos violentos. Las acciones se desarrollaron en Melilla, Málaga, Madrid y, además, en Cornellá (Barcelona).

En la primera operación, que tuvo lugar el 2 de julio, la Guardia Civil contó con la colaboración de la Dirección General de Vigilancia sobre el Territorio de Marruecos (DGST) para arrestar a ocho individuos, cinco de los cuales han sido enviados a prisión, en localidades como Melilla, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes (Madrid) y Málaga.

Esta operación estuvo bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número 6 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, y se centró en la difusión de material propagandístico relacionado con el Estado Islámico (Daesh o ISIS) y su rama ISIS-K (Estado Islámico de Jorasán).

Según fuentes de la Guardia Civil, la investigación se inició en 2023 y se centró en un grupo de jóvenes residentes principalmente en Melilla. Estos individuos utilizaban grupos privados de mensajería para compartir y difundir material yihadista con el fin de radicalizar a terceros e incitar a la violencia.

Los miembros de este grupo establecieron contacto con personas afines en otras ciudades de España, como Málaga y Madrid, donde continuaron con su labor de adoctrinamiento a través de distintas plataformas. La colaboración con Marruecos fue clave en la última fase de la operación, que culminó con ocho detenciones simultáneas en Melilla, Madrid y Málaga.

Además de los ocho detenidos en esta operación, la Guardia Civil arrestó a otro joven el 1 de julio en Cornellá (Barcelona), quien también ha ingresado en prisión. Este individuo estaba acusado de utilizar mensajería encriptada para editar y difundir contenido multimedia yihadista, aprovechándose de aplicaciones especializadas y respaldadas por Inteligencia Artificial.

"A pesar de su juventud, este individuo se convirtió en un destacado propagandista yihadista virtual con gran influencia sobre aquellos a quienes intentaba radicalizar", señaló la Guardia Civil sobre el arrestado en Cornellá.

Este operativo contó con el apoyo de diversas unidades de la Guardia Civil, como la Unidad Especial de Intervención, el Grupo de Acción Rápida, la Agrupación de Reserva y Seguridad, el Servicio Aéreo, el Servicio Cinológico y la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Madrid.