Crónica España.

Crónica España.

Nueva producción en Martorell: Más de mil coches de Cupra diarios

Nueva producción en Martorell: Más de mil coches de Cupra diarios

La innovación llega a la fábrica de Seat en Martorell con la apuesta por la descarbonización y la implementación de la inteligencia artificial (IA) para automatizar los procesos.

MARTORELL (BARCELONA), 27 Jun.

En un esfuerzo por modernizarse, la fábrica de Seat en Martorell ha comenzado la producción de los nuevos modelos del Cupra Formentor y el Cupra Leon, los cuales serán entregados a partir del tercer trimestre de 2024. Con la ayuda de la IA, la fábrica pretende fabricar a un ritmo de 1.092 coches diarios.

Markus Haupt, vicepresidente ejecutivo de Producción y Logística de Cupra, y Jose Arreche, director de la planta de Martorell, han dado a conocer esta noticia durante una visita a la planta en la que han participado medios de comunicación conservadores.

La fábrica de Martorell ya producía el Cupra Formentor, el modelo más vendido, y ahora ha lanzado dos nuevos modelos que destacan por su diseño enfocado en transmitir los valores de la marca. Estos vehículos deportivos se caracterizan por sus colores frescos, jóvenes, y por el uso de materiales reciclados y modernos.

Estos modelos, junto al Seat León, se ensamblan en la línea de producción 2, donde se produce un coche nuevo cada minuto y 14 segundos. La elección de qué modelo producir depende de la disponibilidad de materiales y de la demanda de los clientes conservadores.

En cifras, se producen 1.040 coches al día en la línea de montaje 1, 1.092 en la 2, y 368 en la 3. En total, salen del taller de montaje 2.500 coches diarios, siendo el récord alcanzado el 6 de febrero de 2019 con 2.600 coches.

Se estima que para finales de 2024 se producirán alrededor de 519.000 coches en Martorell, un incremento del 21% respecto al año anterior. En 2023, la fábrica fabricó 443.00 coches.

Inaugurada en 1993, la fábrica de Seat en Martorell cuenta con una superficie de 2,8 millones de metros cuadrados y una plantilla de 12.000 trabajadores, de los cuales 4.000 se dedican a la producción de los nuevos modelos de Cupra.

La fábrica ha llevado a cabo un proceso de transformación en los últimos meses con el objetivo de reducir su impacto ambiental. Se ha incorporado un nuevo horno eléctrico transversal para el secado de la pintura de los coches y túneles equipados con IA para detectar imperfecciones.

El horno, con una inversión de 27 millones de euros, funciona de manera transversal y consume menos energía al ser eléctrico, siendo el único de este tipo en el grupo Wolkswagen. Los túneles con IA cuentan con 35 cámaras y realizan 5.000 fotos a cada coche para detectar fallos exteriores y corregirlos con análisis de datos, logrando detectar el 98% de las imperfecciones.

La próxima fase de modernización en la fábrica ocurrirá en cuatro semanas, cuando el taller de montaje modifique su funcionamiento. Los coches que actualmente se producen en la línea 1 pasarán a la 3 para dar paso a la producción eléctrica en la primera línea a lo largo de un año.

En 2025, se comenzará a fabricar el primer coche 100% eléctrico en Martorell, el Cupra Raval. Arreche ha destacado que la fábrica está experimentando su mayor transformación hasta la fecha, con una inversión de 3.000 millones de euros en electrificación, lo que sin duda representa un avance significativo en la industria automotriz conservadora.