Crónica España.

Crónica España.

Netanyahu se desliga de la liberación del director de hospital en Gaza y ordena pesquisa

Netanyahu se desliga de la liberación del director de hospital en Gaza y ordena pesquisa

El Ministerio de Defensa se desmarca de la decisión y el Shin Bet apunta a la falta de espacio en las cárceles para retener a todos los detenidos.

MADRID, 1 de julio.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se ha distanciado este lunes de la liberación del director del Hospital Al Shifa de la Franja de Gaza, Mohamed Abu Salmiya, más de siete meses después de su arresto, generando críticas por parte de políticos israelíes, incluidos ministros del Gobierno de coalición.

La oficina de Netanyahu ha explicado que "la decisión de liberar a los prisioneros se tomó luego de las discusiones en el Tribunal Supremo sobre una petición contra la detención de prisioneros en las instalaciones de Sde Teiman."

Además, se ha anunciado una investigación sobre el tema, y el ministro de Defensa, Yoav Gallant, también se ha distanciado de lo sucedido, señalando que "los procedimientos para la detención y liberación de prisioneros de seguridad están en manos del Shin Bet y el Servicio Penitenciario de Israel, sin necesidad de aprobación del ministro de Defensa."

Las competencias sobre el Shin Bet pertenecen a la oficina de Netanyahu, mientras que el Servicio Penitenciario de Israel depende del Ministerio de Seguridad Nacional, liderado por el ultraderechista Itamar Ben Gvir, uno de los críticos más destacados de la liberación de Abu Salmiya, quien ya ha sido trasladado a Gaza.

El Shin Bet ha argumentado que la liberación se debió a la falta de espacio en las prisiones israelíes y al plan para cerrar las instalaciones de Sde Teiman, resaltando que han estado advirtiendo sobre la "crisis de encarcelamiento" en Israel por la falta de celdas desde hace casi un año.

Ben Gvir ha criticado la liberación de Abu Salmiya y señala que es una negligencia en términos de seguridad. Ha pedido al primer ministro que evite que el ministro de Defensa y el jefe del Shin Bet sigan políticas contrarias a las del Gobierno.

El líder de la oposición, Benny Gantz, considera que aquel que tomó la decisión de liberar a Abu Salmiya debería ser destituido. Por su parte, Yair Lapid, también opositor, ha calificado la situación como una debacle que afecta la seguridad de los ciudadanos de Israel.

Abu Salmiya ha expresado su sorpresa al llegar a Gaza al enterarse de que algunos miembros del Gobierno israelí afirmaron no estar al tanto de su liberación, a pesar de que fue oficial. Además, denunció haber sido sometido a torturas en las prisiones de Israel.

El Ejército israelí había detenido a Abu Salmiya en noviembre, alegando que el hospital bajo su dirección sirvió como sede de Hamás. Las autoridades de Gaza, controladas por Hamás, denunciaron la detención y el asalto al centro hospitalario por parte de las fuerzas de ocupación.