Crónica España.

Crónica España.

Narendra Modi obtiene un tercer mandato en India pese a crisis política sin precedentes

Narendra Modi obtiene un tercer mandato en India pese a crisis política sin precedentes

El primer ministro de India, Narendra Modi, se encuentra en la tarea de formar una coalición después de sufrir un revés en su campaña ultranacionalista

La pérdida de la mayoría parlamentaria en solitario está complicando sus planes de reforma económica y la consolidación de su legado

MADRID, 8 Jun.

En un escenario inédito, el primer ministro de India, Narendra Modi, ha sido reelegido oficialmente este domingo para liderar el país, pero esta vez tendrá que hacerlo en coalición. Por primera vez en 60 años, un jefe de Gobierno indio cumplirá tres mandatos, y Modi enfrenta la tarea de formar esta coalición tras unas elecciones que han marcado un cambio en su estatus como líder nacionalista hindú, que en su llegada al poder hace una década arrasó en solitario.

El estado de Uttar Pradesh, que fue el epicentro de la campaña de Modi a principios de año con la inauguracion de un templo, ahora representa la derrota del nacionalista Partido Popular Indio (Bharatiya Janata o BJP), que ha quedado en segundo lugar detrás del Partido Socialista en esta región.

La campaña de Modi ha sido criticada por su marginación hacia la población musulmana y otras minorías vulnerables en el país, afectando la economía de las comunidades rurales, especialmente la casta de los dalit. Este descontento se reflejó en los resultados de las elecciones, donde el BJP no logró la mayoría absoluta que buscaba.

El opositor Rahul Gandhi, liderando la alianza opositora INDIA, ha conseguido un éxito inesperado con 237 escaños, acusando a Modi de atentar contra la constitución secular del país.

La coalición de Modi ha quedado por debajo de los resultados esperados, complicando sus planes de reforma económica y social, principalmente en el sector agrícola tras las protestas masivas de los granjeros en 2021 y las discrepancias con sus aliados sobre ciertas políticas.

A pesar de las dificultades, Modi ha prometido seguir con su visión de hacer de India una nación plenamente desarrollada para 2047, cuando se cumpla el centenario de la independencia del país. Sin embargo, la pérdida de los dos tercios del Parlamento necesarios para reformas constitucionales significativas le obliga a negociar con sus socios de coalición, como el Telugu Desam y el Janata Dal.

El primer ministro enfrentará un periodo de transición mientras busca un entendimiento con sus aliados para asegurar la estabilidad del gobierno, con prioridades claras como la lucha contra la corrupción y la continuidad en los ministerios clave de su administración.