Crónica España.

Crónica España.

Miteco insta a tomar precauciones en Golfo de Cádiz y Estrecho por orcas, aunque asegura que no representan un peligro.

Miteco insta a tomar precauciones en Golfo de Cádiz y Estrecho por orcas, aunque asegura que no representan un peligro.

El Ministerio de la Transición Ecológica y Reto Demográfico ha emitido recomendaciones ante la presencia de orcas en la zona del Golfo de Cádiz y el Estrecho de Gibraltar, luego de que un velero se hundiera recientemente debido a la interacción con estos cetáceos.

De acuerdo con el Miteco, esta área presenta una alta probabilidad de avistamiento de orcas, sobre todo entre los meses de abril y agosto. Expertos señalan que las interacciones entre los cetáceos y las embarcaciones no tienen motivaciones agresivas, sino que se relacionan más con juegos o socialización que con ataques.

La Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación y la Dirección General de la Marina Mercante han establecido recomendaciones para evitar riesgos en caso de avistamiento o interacción con orcas en el Atlántico, con el objetivo de proteger a los navegantes, embarcaciones y a los propios cetáceos.

Estas recomendaciones fueron respaldadas en un taller internacional sobre orcas en Madrid, donde participaron expertos y gestores de los gobiernos de España, Portugal y Marruecos. Se aconseja a navegantes no detener la embarcación en caso de interacción, navegar cerca de la costa y evitar acciones que puedan perturbar a los cetáceos.

Además, se insta a evitar conductas que puedan causar daño a los animales y a notificar avistamientos al centro de coordinación de Salvamento más cercano a través de los canales de VHF. El Ministerio también solicita fotografiar a las orcas con precaución para identificar y registrar a los ejemplares.

La población de orcas en la zona del Golfo de Cádiz y el Estrecho de Gibraltar está catalogada como vulnerable, por lo que se prohíben acciones que afecten a estas especies. Existen medidas de protección, como la prohibición de acercarse a menos de 60 metros de los cetáceos y de realizar actividades que los perturben.

Un plan de conservación para las orcas de esta área prohíbe la observación de cetáceos durante el periodo crítico para la especie, que va del 1 de marzo al 31 de agosto, con el fin de proteger a estos animales en situación de vulnerabilidad.