Crónica España.

Crónica España.

Mariona Caldentey abandona el Barça Femení después de una década y 25 títulos

Mariona Caldentey abandona el Barça Femení después de una década y 25 títulos

Mariona Caldentey, la reconocida jugadora internacional española, ha anunciado que dejará el Barça Femení al final de esta temporada para enfrentar nuevos desafíos en su carrera deportiva. Tras una década vistiendo la camiseta azulgrana, durante la cual ha logrado 25 títulos y se ha convertido en la quinta máxima goleadora histórica del club, Caldentey se despide con emoción y gratitud.

BARCELONA, 5 Jun.

La decisión de Mariona ha sorprendido a muchos seguidores del equipo catalán, que la han visto crecer y triunfar en el terreno de juego. Con 302 partidos oficiales y 114 goles, la delantera mallorquina dejará un vacío en el corazón de los aficionados y un legado de determinación y talento.

El comunicado oficial del club señala que Mariona ha decidido poner fin a su contrato el próximo 30 de junio, dejando atrás una exitosa trayectoria con el Barça Femení. Su despedida ha sido emotiva, reconociendo el cariño y apoyo de la afición durante todos estos años llenos de logros y satisfacciones.

Con goles en competiciones nacionales e internacionales, Mariona Caldentey ha dejado una huella imborrable en la historia del club. Sus 114 goles representan momentos de gloria y sacrificio, reflejando su dedicación y entrega en cada partido disputado.

En sus propias palabras, Mariona ha expresado su gratitud y nostalgia por los recuerdos vividos en el Barça, donde ha crecido como jugadora y como persona. Con humildad y determinación, la delantera se despide con la certeza de haber dado lo mejor de sí misma en cada encuentro.

La despedida de Mariona ha conmovido a sus compañeras de equipo y a toda la familia culé, que lamentan su partida pero celebran su legado. Con un palmarés envidiable y un espíritu indomable, Caldentey deja un legado de pasión y compromiso en el Barça Femení.

Con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada, Mariona se despide de la afición prometiendo volver en el futuro para reencontrarse con la familia que la ha acogido y apoyado incondicionalmente. Su amor por el club y sus seguidores perdurará en el tiempo, dejando un recuerdo imborrable en la memoria de todos.