• sbado 26 de noviembre del 2022
728 x 90

Lula y Bolsonaro cierran la primera vuelta mucho más ajustada desde el instante en que Brasil regresó a la democracia

img

MADRID, 3 Oct.

Jair Bolsonaro y Luiz Inácio Lula da Silva se disputarán al final la Presidencia de Brasil el próximo 30 de octubre, entre los niveles contemplados para unas selecciones mucho más reñidas de lo pensado, según habían estado pronosticando las investigaciones, tanto es conque los desenlaces de esta primera vuelta son ahora los mucho más apretados desde el momento en que Brasil reanudó la senda de la democracia con los comicios de 1989.

Tal y como enseñaron los desenlaces de esta primer lance entre Lula y Bolsonaro, la polarización del pueblo brasileiro no solo prosigue sino además de esto deja 2 proposiciones antagónicas mucho más igualadas de lo que cabría aguardar. El presidente brasileiro ha roto todos y cada uno de los pronósticos y logró el 43,3 por ciento de los votos por 48,2 por ciento de su contrincante, una diferencia de 5,1 puntos.

Hay que remontarse a 2006 para conseguir una primera vuelta tan reñida como la de este fin de semana. En aquella ocasión, Lula pasó al segundo turno tras conseguir el 48,6 por ciento de los votos al lado de su el día de hoy candidato a vicepresidente, Geraldo Alckmin, quien se realizó con el 41,6 por ciento de los apoyos.

Con cerca del 100 por ciento de lo votos examinados, ahora parece que Lula se ha impuesto en catorce estados brasileiros y consiguió la seguridad del voto del exterior, al paso que Bolsonaro venció en 12 estados, incluido Sao Paulo y Río de Janeiro, tal como en Brasilia.

Al poco de conocerse los desenlaces, Lula ha señalado que la día del 30 de octubre no es mucho más que una "prórroga" hasta poder su vuelta al Palacio del Planalto, si bien más allá de que ha reconocido que a lo largo de este intérvalo de tiempo va a tocar "charlar mucho más con la multitud" enfrenta la cuestión como una manera de "madurar" sus proposiciones.

"Tenía planeado ganar en la primera vuelta, coger tres días de reposo, hace una pequeña luna de miel, pero tendré que aguardar para el 30 de octubre", dijo el expresidente brasileiro. "Para desgracia de ciertos tengo 30 días mucho más de campaña (...) Es la segunda ocasión que me da el pueblo brasileiro", ha festejado.

"Jamás he ganado unas selecciones en primera vuelta. Todas a las que me he postulado fueron en segunda vuelta. Lo esencial es que la segunda vuelta es una ocasión a fin de que madures tus proposiciones y tu charla con la sociedad", dijo Lula, quien ahora ha adelantado diálogos con sus "contrincantes" y "amigos".

La alusión es clara a una tercera vía que le dejó sin triunfo en la primera vuelta. Simone Tebet fué entre las sorpresas de la día electoral tras conseguir el 4 por ciento de los votos y erigirse en la tercera opción entre los brasileiros en menoscabo del otro aspirante, Ciro Gomes.

La miembro del senado y aspirante del Movimiento Democrático Brasileño (MDB), que en campaña aseveró que apoyaría "la democracia" en una segunda vuelta, explicó que antes de comunicar su posición debe preguntar con los líderes de los partidos de su coalición, el Parido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), Cidadania y Tenemos la posibilidad de.

En esa línea se ha manifestado Gomes, que ha pedido tiempo antes de comunicar a quién va a apoyar en segunda vuelta. El candidato del Partido Democrático Laborista (PDT), a quien se le ha reprochado la beligerancia mostrada hacia su viejo aliado Lula, expresó sentirse "intensamente preocupado" por el panorama político en Brasil. "Jamás vi una situación tan complicada, tan desafiante", dijo.

Por su parte, Bolsonaro ha reconocido que los desenlaces son una exhibe de que el pueblo brasileiro intenta un cambio, pero ha alertado de que "hay algunos cambios que tienen la posibilidad de salir a peor".

"Comprendo que hubo varios votos por la condición del pueblo brasileiro, que sintió el incremento de modelos. Hemos intentado a lo largo de la campaña enseñar ese otro lado, pero semeja que no llegó a las capas más esencial de la sociedad", ha lamentado el presidente brasileiro, quien asimismo ha tendido la mano a Tebet y Gomes.

"Contamos una segunda vuelta por enfrente donde todo es de nuevo igual (...) Ahora vamos a argumentar mejor a la población brasileira, singularmente a las clases mucho más perjudicadas", anunció Bolsonaro.

Noticias de hoy más vistas