• martes 04 de octubre del 2022
728 x 90

Lukashenko desecha dictaminar una movilización de la población de Bielorrusia gracias a la guerra en Ucrania

img

MADRID, 23 Sep.

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, ha descartado la oportunidad de dictaminar una movilización de la población por la guerra en Ucrania, una vez que su homólogo ruso, Vladimir Putin, anunciase el miércoles una "movilización parcial" para procurar integrar a cerca de 300.000 personas a las Fuerzas Armadas.

"No va a haber movilización. No vamos a movilizarnos. Es una patraña", dijo el gobernante bielorruso, que ha subrayado que Minsk responderá a cualquier intento de atentar contra la seguridad en el país, así como ha recogido la agencia bielorrusa de novedades BelTA.

Asimismo, el ministro de Exteriores bielorruso, Vladimir Makei, ha señalado a lo largo de la día que Minsk no está en pos de la guerra, más allá de que dijo que "tampoco es un traidor". "Hay referencias a Bielorrusia como cómplice del atacante o aun como parte en enfrentamiento. Dijimos y proseguimos diciendo que Bielorrusia jamás ha defendido la guerra, pero no somos traidores", ha argüido.

"Poseemos compromisos con los socios y nos encontramos siguiéndolos de manera rigurosa y respetaremos el espíritu y la letra de los tratados de todo el mundo de los que somos parte", ha destacado. "Bielorrusia afirma de manera responsable que ningún soldado bielorruso ni ninguna parte de equipamiento fue mandada a Ucrania para ser una parte de las hostilidades", ha añadido.

Makei ha reseñado por este motivo que "especialistas independientes de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) afirman que Bielorrusia no es una parte de un enfrentamiento armado en todo el mundo" y ha denunciado que "todas y cada una de las acusaciones contra Bielorrusia por la parte de Occidente son completamente injustificadas".

El secretario de Estado del Consejo de Seguridad de Bielorrusia, Aleksander Volfovich, ahora negó el miércoles que el aviso de movilización efectuado por Putin afecte al país europeo. "La movilización no se aplica a nosotros", ha dicho Volfovich, que apuntó que el país continuará listo "para contraatacar" en el caso de amenaza.