Crónica España.

Crónica España.

Luis Enrique: El Dortmund no fue subestimado por los conocedores del fútbol.

Luis Enrique: El Dortmund no fue subestimado por los conocedores del fútbol.

"El espíritu de fe inquebrantable de este equipo es algo digno de admirar"

MADRID, 8 de mayo.

El técnico del Paris Saint-Germain, Luis Enrique Martínez, enfatizó que "nadie había subestimado ni menospreciado" al Borussia Dortmund en la Champions League, luego de que el equipo alemán avanzara a la final a expensas del conjunto parisino, tras vencer este martes por 0-1 en el partido de vuelta de las semifinales.

"Esta competición es la más importante. Es evidente que nadie había descartado ni menospreciado al Dortmund, al menos no quienes entienden de fútbol. Y mucho menos los entrenadores. Repito, no creo que hayamos sido inferiores en ninguno de los dos partidos, pero al final el resultado es el que cuenta. Felicito a ellos, les deseo lo mejor en la final; y nosotros, a recuperarnos de esta derrota", declaró Luis Enrique a Movistar Plus+ desde la zona mixta del Parque de los Príncipes.

En medio de la desilusión por la eliminación, el técnico asturiano reconoció la labor del Borussia Dortmund. "Es un momento difícil en el deporte, cuando pierdes y más aún de esta manera. Pero primero que todo, hay que felicitar al Dortmund, han tenido un gran desempeño en la Champions. Ya los conocíamos de la fase de grupos, y creo que en ambos partidos compitieron muy bien", señaló.

En esta debacle, la mala suerte pareció no estar del lado del PSG. "En dos partidos hemos dado en los palos seis veces. En el partido de hoy, realizamos 31 tiros a puerta y no logramos anotar ni un gol, algo casi increíble de creer, pero así es el fútbol. Hoy tuvimos un 'expected goals' de tres y ellos de 0.7, y sin embargo fueron ellos quienes marcaron. Esto es el deporte de alto nivel, esto es el fútbol, tenemos que aceptarlo y levantarnos para el siguiente desafío", expresó resignado Luis Enrique.

Más tarde, en conferencia de prensa, profundizó sobre los aspectos a mejorar. "Todos los equipos del mundo necesitan evolucionar en aspectos ofensivos y defensivos. Fijarse hoy solo en un detalle particular, como una acción a balón parado... Es claro que no somos fuertes en ese aspecto. Tenemos otras virtudes, como la capacidad de realizar 30 disparos a puerta", recalcó.

"Podría enlistar jugadores de 1,95 metros y defenderíamos los tiros de esquina de maravilla, pero no llegaríamos ni al borde del área. Este es mi estilo, mi manera de jugar, mis equipos se caracterizan por correr riesgos y estoy satisfecho con lo que vi hoy. Un equipo con un espíritu competitivo hasta el último minuto, con un despliegue físico, técnico y táctico envidiable, y con una afición excepcional", resaltó.

"Es increíble esa unión y deseo de comunión que tenemos, veo que es muy poderosa y espero que continúe el próximo año. Al final, la afición es justa, valora si eres un equipo que trabaja, que defiende los colores, que se esfuerza, que no da un balón por perdido. Y creo que en eso hemos estado sobresalientes", añadió.

"El fútbol no ha sido justo con nosotros hoy, ni en la eliminatoria. Pero hay que aceptarlo. Repito, felicitar al equipo que llega a la final. Y pasar el duelo, entre comillas; me refiero a esta sensación de vacío que tenemos ahora y levantarnos de nuevo para competir el domingo contra el Toulouse", argumentó el exentrenador del FC Barcelona y la selección española, entre otros cargos.

"Sin quitar méritos al rival, al cual siempre hemos elogiado y que ya terminó primero en nuestro grupo, creo que si hay un equipo que ha tenido mala suerte en la eliminatoria es el Paris Saint-Germain, nada más", subrayó Luis Enrique antes de elogiar a sus jugadores.

"Podemos mejorar, por supuesto, podemos jugar mejor. Pero hicieron exactamente lo que les pedí sin dudas. Luego puedes estar más o menos acertado, como es natural en el fútbol, pero debo decir que me encanta el espíritu del equipo en los dos partidos. Claro que hay áreas de mejora, es obvio, pero ni siquiera ganando los partidos... Siempre hay cosas por mejorar", reiteró el técnico gijonés.

"El espíritu de competencia que veo en el equipo es excelente. Hay margen para mejorar, soy el primero en querer mejorarlo el próximo año, será una obsesión; y lo lograremos o no, ya veremos, el futuro es incierto. Pero si hay algo que no se le puede criticar a este equipo, es su fe inquebrantable, lo que hacen, la forma en que jugamos y el apoyo de nuestra afición que no desfallece hasta el último minuto es un reflejo fiel de lo que transmiten los jugadores y el equipo. Eso es lo que me importa", concluyó.

"Sería triste que un entrenador no esté con sus jugadores y no sea el primero en asumir responsabilidad en una derrota o momento difícil. Para eso soy bueno. El único responsable de esta derrota y eliminación soy yo, que tomé las decisiones que creía correctas. Volvería a tomar las mismas decisiones en los dos partidos, pero sería lamentable que alguien pusiera en duda a ciertos jugadores", finalizó Luis Enrique.