Crónica España.

Crónica España.

Los Veintisiete apoyan exención ambiental para pequeños agricultores en la PAC.

Los Veintisiete apoyan exención ambiental para pequeños agricultores en la PAC.

En una decisión unánime, los Veintisiete respaldaron este lunes la flexibilización de los requisitos medioambientales para acceder a las ayudas de la Política Agraria Común (PAC). Esta propuesta, presentada por la Comisión Europea el 15 de marzo, incluye la exención de controles y sanciones para las pequeñas explotaciones agrarias de menos de 10 hectáreas, con el objetivo de aliviar la carga administrativa del campo.

El Comité Especial de Agricultura respaldó esta medida de forma previa a la reunión de ministros europeos del ramo en Bruselas. Se espera que la mayoría de los ministros respalden esta decisión, con solo Alemania expresando algunas dudas al respecto, según adelantó el ministro español de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

Más de 345.000 declarantes se verán beneficiados por la exención de requisitos para los pequeños agricultores, representando más del 50% del total. Planas destacó que este proceso se llevará a cabo rápidamente, con la intención de que entre en vigor a finales de la primavera y se aplique retroactivamente desde el 1 de enero de 2024.

Estas medidas buscan aliviar la carga administrativa de los agricultores de la UE y otorgarles mayor flexibilidad para cumplir con las condicionalidades medioambientales. La Comisión asegura que no comprometerán la ambición general en términos de protección medioambiental y climática dentro de la política agrícola de la UE.

Esta decisión se suma a la relajación de los requisitos medioambientales anunciada anteriormente por la Comisión para calmar las tensiones en el sector agrícola previo a las elecciones europeas. Para recibir el apoyo de la PAC, los agricultores deberán cumplir con un conjunto de nueve normas beneficiosas para el medio ambiente y el clima, conocidas como 'BCAM'.

La Comisión también propone una revisión de ciertas normas para ofrecer mayor flexibilidad a los Estados miembros en su cumplimiento. Además, se permitirá exenciones específicas para casos extremos de condiciones climáticas adversas que impidan a los agricultores trabajar adecuadamente.

En este contexto, la Comisión ha resaltado la importancia de llegar a un acuerdo con el Consejo y el Parlamento Europeo para garantizar que estas medidas puedan implementarse lo antes posible. También se han propuesto otras acciones a corto y mediano plazo, como la creación de un observatorio de costes de producción en la cadena de suministro alimentario.

En línea con estas propuestas, se plantean mejoras en el marco jurídico actual para fortalecer las reglas aplicables a los contratos entre agricultores y compradores en la industria alimentaria. Además, se propone la posibilidad de establecer nuevas normas contra prácticas comerciales desleales en el suministro de alimentos a nivel transfronterizo.