• viernes 30 de septiembre del 2022
728 x 90

Los peritos aseguran que el Popular debió declarar pérdidas por 1.020 millones en 2015 en rincón y no ganancias por 105

img

Admiten que la calidad de los datos de su informe es "deficiente" y tiene una "cantidad considerable de incoherencias"

MADRID, 23 Sep.

Los peritos del Banco de España Teodoro Fernández y Álvaro López han señalado al juez de la Audiencia Nacional solicitado de la instrucción del 'caso Popular' que la extinta entidad debió reflejar pérdidas por un valor de 1.019,897 millones de euros en el ejercicio de 2015 en vez del beneficio de 105,394 millones que declaró.

El informe, fechado el pasado 9 de septiembre, advierte con todo al titular del Juzgado Central de Instrucción Número 4, José Luis Calama, de que la calidad de los datos en los que se fundamenta esta pericial es "deficiente, estando un sinnúmero de incoherencias, defectos y también inconsistencias".

El instructor requirió este informe a los peritos del Banco de España el pasado 16 de marzo, unos días tras tomar declaración al inspector del Banco Central Europeo Jesús Fernando Martínez Usano, que explicó al juez que el Popular hizo una liberación de coberturas "contraria a la regla", cifrando el déficit de provisiones entre 1.153 y 1.355 millones de euros.

Eso sí, los peritos Teodoro Fernández y Álvaro López expresaron sus inquietudes sobre esta novedosa pericia en un escrito suscrito por los dos y que fue remitido al instructor el pasado 31 de marzo, solo unos días una vez que el juez Calama les instase a la elaboración de exactamente la misma.

Este informe pericial es, como recuerdan los peritos, una ampliación del que realizaron el pasado 14 de diciembre y en el que ponían el foco en los adjudicados --los inmuebles-- de los que disponía el Banco Popular.

En exactamente el mismo, los especialistas se centraron en investigar la corrección de las votaciones de los activos adjudicados al Banco Popular y los que se brindaron en garantía de operaciones de activo, por su encontronazo en las provisiones y, por lo tanto, en las cuentas cada un año de la entidad. Se trataba, específicamente, de saber si el valor de tasación usado como base para la determinación del valor contable del activo adjudicado resultaba admisible o no.

El propio instructor ha mencionado a sendos peritos para que ratifiquen los 2 reportes periciales. En un coche del pasado lunes, al que tuvo ingreso esta agencia de novedades, Calama fija el 15 de noviembre desde las 9 horas a fin de que asistan a sede judicial, habilitando asimismo el día 16 en el caso de que fuera preciso.

El magistrado ahora escuchó el pasado 14 de septiembre a los peritos del Banco de España Santiago Ruiz-Clavijo y Pablo Hernández, que ratificaron 2 de los reportes encargados por Calama. En preciso, exactamente los mismos versaban sobre Thesan Capital y el relativo a un viable déficit de provisiones en las cuentas de 2015.

El primero de los documentos era un completo informe que ponía el foco en las operaciones del Popular que fueron intermediadas por Thesan Capital, una sociedad de capital peligro experta en la adquisición de compañías en crisis que operó con el banco entre 2011 y 2014.

El segundo, por otra parte, era la ampliación de un informe que ellos mismos realizaron en 2019 a fin de saber si, a fines del año 2015, se sostenía un déficit de provisiones por la parte del Banco Popular y su "trascendencia" para las cuentas cada un año de la entidad.

Estas diligencias son de forma previsible las últimas antes que el juez ponga fin a una causa que está cerca de cumplir cinco años, y donde el magistrado inspecciona 2 fases del desarrollo de resolución del Popular: las supuestas irregularidades contables de la entidad en 2016, con la ampliación de capital, y las infiltraciones a prensa de un año después que habrían causado su resolución en la época de 2017.