Crónica España.

Crónica España.

Los laboristas ganan abrumadoramente las elecciones con 410 escaños, confirman sondeos.

Los laboristas ganan abrumadoramente las elecciones con 410 escaños, confirman sondeos.

El líder del Partido Conservador, Rishi Sunak, agradece a los votantes por su apoyo tras la debacle sufrida en las elecciones parlamentarias, donde se estima que el partido habría perdido 241 escaños.

En una jornada electoral decisiva, el Partido Laborista liderado por Keir Starmer se alza con una contundente victoria según los sondeos a pie de urna, proyectando la obtención de 410 escaños, aunque no lograría superar el récord laborista de 418 diputados establecido en 1997 por Tony Blair.

El sondeo, difundido por las cadenas BBC, ITV y Sky News al cierre de las urnas, confirma el desplome del Partido Conservador de Rishi Sunak, reflejando una pérdida de 241 escaños en comparación con la legislatura actual.

"Agradecemos a todos los que han respaldado al Partido Laborista en estas elecciones, a quienes votaron por nosotros y depositaron su confianza en nuestro renovado partido. Gracias", expresó Starmer en una red social.

Por otro lado, la líder adjunta del Partido Laborista, Angela Rayner, hizo un llamado a la prudencia ante los resultados del sondeo a pie de urna, destacando que es una proyección y que aún no se tienen resultados concretos.

De confirmarse el sondeo realizado por Ipsos en más de 130 colegios electorales, el Partido Laborista habría ganado 209 escaños respecto a las elecciones anteriores, mientras que los conservadores sufrirían una de sus peores caídas recientes.

Según reportes de 'The Guardian', si los conservadores obtienen solo 131 escaños, sería su peor resultado desde la época de 1830, bajo el mandato del ex primer ministro Robert Peel del desaparecido Partido Whig.

"Agradecemos a los cientos de candidatos conservadores, miles de voluntarios y millones de votantes por su arduo trabajo, apoyo y voto", resaltó el primer ministro Rishi Sunak en una red social.

La abrumadora derrota del Partido Conservador, de materializarse a medida que avance la noche y se revelen los resultados circunscripción por circunscripción, pone fin a 14 años de gobiernos conservadores marcados por los efectos del Brexit.

Como tercera fuerza quedaría el Partido Liberal Demócrata, liderado por Ed Davey, que lograría 61 escaños, 53 más que en las elecciones anteriores. Le seguiría en cuarto lugar el Partido Nacionalista Escocés (SNP) de John Swinney, que perdería 38 asientos, alcanzando solo 10 diputados. Por último, el partido independentista galés Plaid Cymru obtendría 4 escaños, mientras que los Verdes se quedarían con 2.

Davey destacó en redes sociales que los demócratas liberales están en camino de lograr los mejores resultados en un siglo, agradeciendo el respaldo para expulsar a los conservadores y lograr el cambio necesario en el país.

El partido Reforma, liderado por Nigel Farage, obtendría 13 escaños, logrando representación por primera vez. En las elecciones de 2019, no habían logrado ningún asiento, pero con el paso de Lee Anderson, exmiembro destacado del Partido Conservador, a sus filas en marzo, han logrado un progreso notable.

El pronóstico favorable para Reforma en el sondeo contrasta con las proyecciones anteriores que lo situaban solo con 3 escaños. El partido populista agradeció enormemente el apoyo recibido en redes sociales.

Los ciudadanos británicos, irlandeses y de la Commonwealth acudieron a las urnas en una jornada electoral que inició a las 7:00 hora local para elegir a 650 diputados distribuidos según la población de los distintos territorios de Reino Unido.

El sistema electoral británico no requiere obtener la mayoría absoluta ni establece segundas vueltas, lo que facilita el voto útil. Los sondeos previos sugerían una victoria histórica del Partido Laborista con 431 escaños, 229 más que en las últimas elecciones, cifras ligeramente superiores a las proyectadas por Ipsos a pie de urna.