Crónica España.

Crónica España.

Los economistas pronostican un crecimiento del PIB al 1,9% y un déficit público del 3,4% en 2024.

Los economistas pronostican un crecimiento del PIB al 1,9% y un déficit público del 3,4% en 2024.

El Consejo General de Economistas ha reducido en dos décimas sus estimaciones para la inflación en 2024, ubicándola en un promedio del 3%.


MADRID, 2 de abril.

El CGE ha aumentado en tres décimas su previsión de crecimiento para el PIB español en 2024, llegando al 1,9%, al mismo tiempo que pronostica un déficit público del 3,4% del PIB para este año.

El reciente 'Observatorio Financiero del Consejo General de Economistas', publicado hoy, indica que este aumento en las previsiones se debe al buen desempeño económico y las altas expectativas en el turismo y el sector servicios en este primer semestre.

Los economistas señalan que "podría ser incluso mayor si los principales indicadores siguen evolucionando positivamente, como la inflación o la población activa", estimando un crecimiento del 0,5% en el primer trimestre del año.

Sin embargo, advierten que factores como la contracción del consumo público y la falta de Presupuestos Generales del Estado para este año podrían frenar este impulso.

En relación con la inflación, los economistas señalan que se ha ido reduciendo a lo largo del año 2023 y los primeros meses de 2024. Aunque el dato preliminar de marzo muestra un aumento del 0,8% en el índice general, en comparación interanual el incremento ha sido del 3,2%.

Además, la inflación subyacente ha bajado de una tasa interanual del 7,5% en marzo de 2023 al 3,3% en marzo pasado. Con estos datos, la previsión media de IPC se ha reducido en dos décimas, ubicándola en el 3%.

En cuanto al empleo, se ha revisado a la baja en dos décimas la previsión de la tasa de desempleo, situándola en el 11,5%, debido a su buen desempeño en los primeros meses del año.

Respecto al déficit, se espera que se mantenga en torno al 3,4% del PIB en 2024, después de cerrar en el 3,6% en 2023. Esta estimación supera en cuatro décimas la prevista por el Gobierno y está por encima del límite exigido por Bruselas después de la reactivación y reforma de las reglas fiscales (3%).

Además, los economistas han advertido sobre la necesidad de controlar la deuda pública, que esperan que alcance el 106,6% este año, debido al aumento de los costos de financiación por la subida de los tipos de interés.