• viernes 03 de febrero del 2023
728 x 90

Lavrov advierte de que la batalla entre Rusia y Occidente por el momento no es "híbrida", sino más bien un enfrentamiento "prácticamente real"

img

MADRID, 23 Ene.

El ministro de Exteriores de ruso, Sergei Lavrov, ha advertido este lunes de que el combate entre Rusia y las potencias occidentales por el momento no es "híbrido", sino se ha tornado ahora un enfrentamiento "prácticamente real" que los países contrarios a Moscú estuvieron "mejorando a lo largo de bastante tiempo".

"Por el momento no es una guerra híbrida, sino más bien prácticamente real, que Occidente estuvo mejorando a lo largo de bastante tiempo contra Rusia, intentando de eliminar todo lo ruso, desde el idioma hasta la civilización, que estuvo que se encuentra en Ucrania desde hace tiempo, y prohibiendo a la gente charlar su idioma originario", ha denunciado Lavrov.

En afirmaciones desde Sudáfrica, en el contexto de un acercamiento con su par sudafricana, Naledi Pandor, el ministro de Exteriores ruso ha acusado al presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, y su precursor en el cargo, Petro Poroshenko, de haber faltado a la promesa con la que consiguieron la Jefatura de Estado.

"Tanto el expresidente Poroshenko como el presente presidente Zelenski, quienes fueron seleccionados bajo el lema de detallar la paz, justo después de ser seleccionados se transformaron en presidentes de guerra y presidentes rusófobos", dijo Lavrov, según recopila la agencia rusa de novedades TASS.

En esta demanda por el rumbo antirruso adoptado por Kiev y sus socios, Moscú ha incidido en que las autoridades ucranianas llegaron a adoptar leyes que prohíben el idioma ruso en el sistema educativo, en los medios, e inclusive, afirma, en la vida diaria.

"Todos y cada uno de los contactos culturales relacionados con el idioma ruso están prohibidos. Y todo lo mencionado tiene el acompañamiento de Occidente. Al igual que Occidente apoya las marchas regulares de neonazis con esvásticas, con símbolos de divisiones que fueron prohibidas por el Tribunal de Nuremberg y que son reconocidos como delincuentes. Occidente apoya todo lo mencionado", ha zanjado Lavrov.