• viernes 30 de septiembre del 2022
728 x 90

Las tiendas solicitan reclasificar y bajar el IVA de la nutrición y suprimirlo por un tiempo para algún producto

img

Avisan que va a haber cadenas que den resultado negativo debido, de forma exclusiva, al coste de la energía

VALLADOLID, 23 Sep.

El directivo general de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas), Ignacio García Magarzo, ha pedido este viernes al Gobierno de la nación que reclasifique los diferentes géneros de IVA que se aplican a la nutrición para bajarlos y también, aun, removerlos temporalmente para ciertos modelos a los que se aplica hoy en día el 4%.

"El IVA de la nutrición es un impuesto inflacionista. Aunque se piensa que es neutro, no es así", ha aclarado García Magarzo que ha solicitado una "reclasificación de los modelos" de IVA a fin de que los del 21% pasen al diez% y los del diez% al 4% para muchos artículos, por poner un ejemplo, a eso que ha añadido que se suprima el tipo del 4% para otros "por lo menos a lo largo de ciertos meses".

"Se puede realizar", ha aseverado el directivo general de Asedas quien, tras admitir que el IVA está sometido a las reglas de europa, ha recordado que esta medida se ha aplicado ahora en otros países.

Asimismo, ha pedido al Gobierno de la nación que evite la entrada en vigor de nuevos impuestos, con una referencia expresa al que se va a aplicar desde enero de 2023 a los plásticos de un solo empleo que, según ha advertido, afectará a los artículos de nutrición envasados, lo que "indudablemente" se trasladará al cliente, ha augurado.

El dirigente de Asedas ha aclarado que el ámbito comparte la intención medioambiental del impuesto a los plásticos de un solo empleo pero ha apelado a la presente coyuntura inflacionista para insistir al Gobierno central en la necesidad de que aplace la puesta en marcha de este gravamen "cuando menos unos meses".

Estas son las primordiales necesidades que ha movido la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados tras la asamblea este viernes en Valladolid de las organizaciones territoriales de Asedas donde "los dependientes", como se han definido, han reivindicado su "esencialidad" en la sociedad, como se patentizó, han rememorado, a lo largo de la pandemia del coronavirus y en recientes capítulos, como la borrasca Filomena o la erupción del volcán de Cumbre Vieja en Las Palmas.

"Solos no tenemos la posibilidad de llevar a cabo las cosas", aseguró específicamente el presidente de la Asociación de Empresarios de Supermercados de Castilla y León (Asucyl), José Daniel Posadas, que, de la misma el directivo general de Asedas, ha solicitado "con insistencia" a las gestiones que este campo pase a ser considerado como fundamental "de manera eficaz", tras haberlo sido "de forma informal", para lo que han solicitado un marco jurídico que proteja esa condición frente probables futuros instantes de contrariedad en los que continuar ejercitando su tarea en condiciones de "calidad, servicio y precio".

"Esa esencialidad se ha perdido próximamente", ha lamentado por su lado Ignacio García que ha lamentado en forma de ejemplo que el Gobierno no incluyese a los trabajadores de las tiendas --mucho más de 250.000 informó-- entre los colectivos primarios para recibir la vacuna en oposición al coronavirus.

En la asamblea de las organizaciones territoriales de Asedas han analizado asimismo el "instante histórico" que se vive en España por la "esencial subida" del IPC en el que la nutrición superó al general "en escenarios muy alarmantes" por "causas muy conocidas y objetivas que, lamentablemente, se escapan al control de los hombres de negocios y de toda la cadena alimenticia", ha aclarado García.

"Es el día de hoy la primordial preocupación de las compañías de mercados y de distribución", ha asegurado el directivo general de Asedas que ha reivindicado la "colosal seguridad" que se había dado hasta el año pasado a eso que ha añadido los "meses de contención de márgenes" que, según ha asegurado, han "retrasado y atenuado la subida".

El directivo general de Asedas hizo hincapié en la necesidad de argumentar a la sociedad "de manera intensa" que la subida del IPC en la nutrición hay que a "situaciones extrañas al control de la cadena alimenticia y de la distribución" puesto que están "fuera de control y fuera de las fronteras".

"Nos encontramos empeñados en que la sociedad lo sepa y lo perciba", ha aseverado García Magarzo que puso particular énfasis en el coste de la energía para un ámbito, como el de las tiendas, que, según explicó, está en el medio de los campos electrointensivos, como la industria pesada con un nivel de protección, y del cliente familiar con una cuota regulada.

El directivo general de Asedas ha pedido un "esfuerzo regulatorio" y "medidas" a fin de que la cadena de valor y la distribución dispongan "de la forma mucho más rápida viable" de un coste de la energía que sea sostenible --"ahora mismo no es así", ha lamentado-- frente al peligro de que el tresdoblado coste energético se vaya a a comer las ventajas. "Va a haber cadenas que den resultado negativo debido, de forma exclusiva, al coste de la energía", ha predecido.

Otra de las pretensiones "imperiosas" de las que se hizo eco Asedas es la del transporte para el que solicita "un afirmamiento para un transporte eficiente a un coste razonable para la cadena y para la distribución" y ha lamentado pasadas amenazas y paros "que hicieron bastante daño y han contribuido al incremento de los costos".

Finalmente, ha pedido asistencia para el ingreso a las materias primas en un país como España, que es "un enorme país productor" pero que es deficitario en cereales para empleo industrial y ganadería por el peso en el mercado de Ucrania y de Rusia, o en ciertas grasas, como el aceite de girasol.

Por otro lado, los representantes del campo de mercados han señalado que la consistencia del comercio de nutrición en
Castilla y León sobrepasa la media nacional, "pese a la alta dispersión de la población", y han reivindicado su tarea para hacer más simple la vertebración territorial y para fijar población.

Según informó Posadas, el ámbito cuenta hoy en dia con 1.050 tiendas en Castilla y León lo que representa tres de cada 4 m2 de área comercial en Castilla y León caracterizado por un nivel de concentración de operadores "muy baja" y un "prominente nivel de rivalidad que estimula al cliente con costos muy equilibrados".

A esto ha añadido que desarrollan 14.000 cargos laborales directos, "mano de obra cualificada y enormemente feminizada de entre el 70% y el 75%", ha precisado, y un nivel de negocio de 2.750 millones de euros con una balanza comercial efectiva en un 11% para la Comunidad donde compra artículos a distribuidores sobre los 3.000 millones de euros.