Crónica España.

Crónica España.

La UE implementará aranceles provisionales a los coches eléctricos chinos a partir de este jueves.

La UE implementará aranceles provisionales a los coches eléctricos chinos a partir de este jueves.

La Unión Europea ha decidido implementar aranceles provisionales de un 38% a partir del 4 de julio a los automóviles de batería eléctrica importados desde China. Esta medida llega después de un periodo de negociaciones fallidas entre Bruselas y Pekín para resolver el tema de los subsidios que reciben los fabricantes chinos, lo cual es visto por los europeos como una ventaja injusta contra sus propias marcas.

Estos aranceles provisionales serán aplicados un día después, el 5 de julio, una vez sean publicados en el Diario Oficial de la UE. Se espera que la Unión Europea imponga aranceles definitivos después de cuatro meses desde la implementación de los provisionales. Además, estos derechos se sumarán al 10% que ya se percibe de manera general en las importaciones de vehículos eléctricos de batería.

El origen de este conflicto data de octubre del año pasado, cuando la Comisión Europea inició una investigación sobre subvenciones anticompetitivas que tiene un plazo máximo de 13 meses para una decisión. Después de nueve meses, que se cumplen este jueves, se pueden tomar medidas temporales mientras se llega a una conclusión.

El 12 de junio se anunció la propuesta de la Comisión Europea y se informó a las partes interesadas, incluyendo las autoridades y el sector chino, así como a los Estados miembros. Mientras algunos países, como Alemania y Suecia, muestran dudas por el temor a una guerra comercial con China, otros como España y Francia apoyan la medida.

Si para noviembre la Unión Europea considera necesario implementar aranceles definitivos, entonces deberá presentar una propuesta formal a los Estados miembros, quienes podrán aprobar o rechazar la decisión por mayoría cualificada. De lo contrario, el Ejecutivo comunitario podrá imponer los aranceles.

A pesar de los intentos de llegar a un acuerdo para poner fin al dumping denunciado por los europeos, las conversaciones entre ambas partes no han tenido éxito. Como represalia, China ha anunciado una investigación sobre el sector del porcino europeo. Las empresas directamente afectadas han estado en contacto con los servicios comunitarios y se han realizado ajustes en las tasas propuestas inicialmente.

La Comisión Europea planeaba imponer aranceles del 17,4% a BYD, del 20% a Geely y del 38,1% a SAIC, pero luego de la revisión, los porcentajes se han ajustado ligeramente. Por ejemplo, Geely estará sujeto a un 19,9% y SAIC a un 37,6%. Además, se han reajustado los aranceles para los fabricantes que colaboraron durante la investigación.

Debido al aumento significativo en las importaciones de vehículos desde China en los últimos meses, la Comisión Europea decidió activar la vigilancia de las importaciones y estudiar posibles medidas. Se observó un incremento del 11% en comparación con el año anterior, lo cual motivó la implementación de los aranceles como medida de protección.